Concepto de virus

El virus es un agente infeccioso, microorganismo muy simple, de tamaño tan minúsculo, que es invisible al microscopio óptico. Es filtrable, ya que no logra ser retenido por los filtros que impiden el paso de pequeñas bacterias. Significa veneno, según su etimología latina, y es contagioso. No se lo considera propiamente un organismo vivo, ya que no tiene ni organización celular ni metaolismo. Sin embargo tiene aptitud reproductiva, pero usando la célula huésped en cuanto a su materia y energía.

Para reproducirse tiene gran dependencia con respecto a su huésped, y solo puede tomar los alimentos que previamente éste haya asimilado. Al invadir la célula y reproducirse, ocasiona su destrucción, lo que lo hace tan peligroso. En ciertas ocasiones el virus es rechazado por el sistema inmunológico. Las vacunas son muy importantes para reforzar este sistema, y repeler el virus.

Están formados por una molécula de ácido nucleico contenida dentro de una cápsida proteica, formada por unidades menores, denominadas capsómeros. La cápsida, en algunos casos, tiene forma icosaédrica, y en otros menos frecuentes, puede tener una cabeza y una cola. Estas formas y tamaños determinan diversas clasificaciones de virus.

Podemos distinguir tres clases de virus: los bacteriófagos, que son los parásitos bacterianos; los fitopatógenos, como por ejemplo, el mosaico del tabaco; y los zoopatógenos, como por ejemplo, los que ocasionan la rabia, la papera, el resfrío común y la poliomielitis. En agosto de 2008 un descubrimiento científico permitió determinar que los virus pueden enfermar a otros virus, lo que hace más sustentable la teoría de que son organismos vivos, pese a carecer de células.

Los virus vegetales siempre contienen ARN, los de los animales pueden poseer ADN o ARN.

Algunos virus, como el de la influenza tiene la capacidad de mutar, apreciendo nuevas cepas del virus, lo que obliga a estar atentos para crear vacunas efectivas.

En informática también se usa la palabra virus, desde el año 1984, para referirse a un software malicioso que está destinado a infiltrarse en el sistema para molestar el normal funcionamiento de la computadora, e incluso destruir datos, consumiendo recursos y reemplazando los archivos existentes por estos infectados, prescindiendo del permiso del usuario. Se propagan viajando de uno a otro ordenador, afectando por lo general al sistema operativo que tuvieron en vista sus desarrolladres, aunque algunos pueden ser multiplataforma.