Concepto de asentir

La palabra asentir es un verbo irregular de primera conjugación que tiene origen en el latín “assentire”. Es la acción que consiste en mostrar conformidad, acuerdo, aquiescencia, aprobación o concordancia con lo otro dice, hace, propone u ordena. Lo opuesto es disentir.

Para asentir pueden usarse palabras, expresadas en forma verbal o escrita, siendo las más comunes decir “Sí” o “Estoy de acuerdo”. Pero también se puede asentir con gestos de aprobación como mover la cabeza en sentido descendente y ascendente o mostrar el pulgar señalando hacia arriba.

Hay un dicho que expresa, que “El que calla, otorga” y si bien esto a veces puede ser aceptable, legalmente, para que un acuerdo sea formalizado debe contarse con el asentimiento expreso de las partes, y corroborado con su firma o con el inicio de la ejecución del pacto. Sería inverosímil suponer, que, si alguien le hace a otro una oferta de compra de un objeto, de trabajo, etcétera, y el aludido no responde, estaría con ello prestando su conformidad. Lo mismo ocurre con un imputado por un delito que no tiene la obligación de declarar contra sí mismo, por lo cual, es válido que guarde silencio, sin asentir o negar nada, sin que se generen por ello presunciones en su contra.

Diferente es el caso de un matrimonio en que durante la celebración se les pregunta a los asistentes si tienen algo que manifestar para que no se concrete la boda. En este caso, no se necesita que las personas asientan, sino que basta con que no se opongan fundadamente.

Ejemplos: “El padre asintió con la cabeza cuando le preguntaron si su hijo estaba preso”, “Le propusieron un viaje y asintió sin dudar”, “No voy a asentir lo que dices, pues creo que es disparatado”, o “La pareja tras asentir ante el Juez, formalizó su unión matrimonial”.