Concepto de bacán

Vivir como un bacán, es el sueño de muchos, y es que, en algunos países de América Latina, como Argentina, Colombia y Uruguay, se usa, en general, para decir que se es rico y libre de preocupaciones económicas, pudiendo darse todos los lujos que se desee. En Chile, alguien abacanado, es vanidoso o presuntuoso.

La etimología del término de la jerga lunfarda, bacán, se encuentra en el genovés “baccán”, que, a su vez, procede de “bacco” que puede traducirse como “bastón de mando”, por lo cual, un bacán es un patrón o persona con poder. Los inmigrantes italianos habrían traído a tierras sudamericanas el vocablo.

Pero además de este uso positivo, y el de aplicarse también a cualquier patrón de un negocio, y a las conductas que puedan aparecer como estupendas y dignas de replicar, también puede usarse en forma peyorativa, para aquellos que simulan tener una posición económica y social que no tienen, endeudándose, en consecuencia, y estafando a sus acreedores; y para calificar a aquel hombre, que obtiene réditos económicos, de la prestación de servicios sexuales de terceros, o al que tiene relaciones sexuales prohibidas. En Cuba, es el hombre que vive a expensas de los ingresos de su esposa o amante.

Las cosas bacanas, son aquellas refinadas, costosas y elegantes, solo accesibles para quienes cuentan con un gran poder adquisitivo.

En estos ejemplos de uso, intentaremos demostrar que su significado depende mucho del contexto: “Fui a una fiesta bacana, llena de gente linda y divertida”, “Mi primo vive como un bacán, rodeado de personal de servicio, y de todo tipo de comodidades”, “Me compré un automóvil muy bacán, y seré la envidia del vecindario”, “Está muy bacán este espectáculo, logré divertirme mucho y olvidar mis preocupaciones” “Ese malvado bacán, explota a mujeres y vive de ellas”, “Compró muchos artículos suntuarios, pues quería parecer un bacán y hoy tiene muchas demandas pues no pudo saldar sus deudas” o “Todo desprecian a Juan en la ciudad, pues se sabe que vive como bacán, ganando del trabajo sexual de hombres y mujeres que contrata”.

En Música “Bacán” es el título de un tango de 1925, cuya letra le pertenece a José Diez Gómez y la música, a Armando Baliotti, donde se describe la vida de un hombre bacán, en el sentido de orgulloso, altanero y seductor, que humillaba a las mujeres, y terminó solo y triste. Otro tema que merece citarse en el mismo género, es “Un bacán amigo mío” con letra y música de Roberto Medina, donde se compara su vida pobre, con las de su amigo que creció en el lujo, pero perdió a su padre a los veinte años, y no logró ser feliz.

Buscar otro concepto