Concepto de cohabitación

La palabra cohabitación procede del latín “cohabitare” y significa compartir un lugar para vivir. Pueden vivir juntos o cohabitar, tanto los animales como las personas. En los seres humanos, esto puede ocurrir por una imposición legal, por ejemplo, personas privadas de su libertad por la comisión de un delito que deben compartir la celda, o por ser víctimas de un secuestro. Sin embargo, lo más común es que la cohabitación sea voluntaria, por ejemplo, que dos amigos decidan irse a vivir juntos para abaratar los costos de un alquiler, o varios ancianos, resuelvan compartir una vivienda para acompañarse mutuamente y tener cuidadores en común.

En las parejas, homosexuales o heterosexuales, se suele diferenciar la cohabitación o unión de hecho, del matrimonio. En la antigua Roma, la cohabitación (vivir en la misma casa) junto con la “affectio maritalis”, manifestaciones exteriores de amor y respeto mutuo, bastaban, en la etapa previa al cristianismo, para que se configure un matrimonio, entre personas que gozaban de ese derecho, sin necesidad de que existiera un acta labrada ante un sacerdote o funcionario público, como lo es en la actualidad.

La cohabitación de las parejas, conocida en diversos países como concubinato o unión convivencial, durante mucho tiempo no produjo efectos jurídicos, pero la proliferación de estas uniones, sin matrimonio, a pesar de la oposición religiosa, en los países occidentales, ha hecho que se vayan reconociendo ciertos derechos, como por ejemplo, el de pensión o herencia, ante la muerte de uno de los convivientes, pudiendo registrarse la unión convivencial, que se prueba con testigos. Muchas parejas, que pretenden casarse, eligen cohabitar por un tiempo previo, para experimentar la vida en común antes de realizar las formalidades matrimoniales, que, en caso de querer destruir el vínculo, requiere de un divorcio, trámite formal, donde se necesita de abogados y decisiones judiciales, que lo tornan oneroso. La mayoría de los países musulmanes no aceptan la cohabitación, fuera del matrimonio.

Políticamente, la cohabitación o coparticipación, ocurre en el caso, por ejemplo, de Francia o Portugal, que son repúblicas semipresidencialistas, cuando el Presidente pertenece a un partido político diferente al de quienes componen la mayoría en el Parlamento, que elige al Jefe de Gobierno. También recibe este nombre, la gestión conjunta, entre dos dirigentes de partidos políticos distintos, en cualquier cargo.

En el Cine, “Cohabitación” es una película rusa de 2018, dirigida por Aleksandr Panteleev, Donat Pashkovski y Anatoli Dolinov. Muestra la vida cotidiana y las diferencias ideológicas en dos familias de clases sociales distintas, luego de la revolución bolchevique.

Buscar otro concepto