Concepto de conformismo

La palabra conformismo está integrada por los siguientes términos derivados de la lengua latina: el prefijo de globalidad “con”, el sustantivo “forma”, con idéntico significado, que indica modo o configuración, y el sufijo “ismo” que indica que se trata de una ideología.

El conformismo es una actitud personal de evitar la confrontación y la lucha, aceptando lo que el destino depara sin quejarse ni enojarse, resignándose y adecuándose a las circunstancias, por más adversas que sean.

El conformismo, además, no discute ideas, se adapta a la opinión del grupo, y suele resignar propuestas, aceptando las de las demás, aunque no les parezcan convenientes, oportunas o que cumplan los objetivos, con tal de no discutir.
El conformismo que puede ser individual o grupal tiene como ventaja no tener que luchar, y por lo tanto evita riesgos y gastos de energía; pero como contrapartida impide el progreso y la consecución de metas personales o sociales gratificantes y únicas, según el gusto y los deseos de cada uno.

Porque el conformista no es que está conforme con lo que le pasa y es feliz disfrutando de ello, sino que se adapta, aunque no le alcance, a pesar de no ser feliz o de no estar de acuerdo. Es todo lo contrario al luchador y ambicioso que nunca se conforma y siempre quiere más, lo que tampoco es positivo. Lo ideal es disfrutar lo que se ha logrado y tratar de alcanzar lo que aún se desea, sin tomar una actitud pasiva e indiferente. La abulia es típica del conformismo, que puede traer consecuencias graves si se llega al extremo de aceptar condiciones de vida deplorables, gobiernos tiránicos, maltratos, discriminación, etcétera. El miedo es también otra causa, pues los cambios en general, asustan, y se tiende a mantener lo que se tiene seguro y estable.

Ejemplos: “Nunca estuve feliz en mi trabajo, pero por conformismo me quedé en él hasta jubilarme, me daba miedo renunciar y no conseguir otro empleo mejor”, “El conformismo social impide las revoluciones, la gente prefiere mantenerse en un sistema corrupto y aniquilador de garantías que enfrentarlo con heroísmo” o “Por conformismo, acepto la opinión de mi grupo de amigos, así me mantengo tranquilo y me incluyen siempre en las actividades, y aunque no me gusten, me agrada sentirme parte”.