Concepto de encomiable

La palabra encomiable está formada por “encomio” vocablo procedente del griego “enkomion” en el sentido de elogio, más el sufijo de posibilidad “able”.

Encomiable es aquello que es digno de elogio o alabanza, y por ende es algo respetado y admirado.

En general se aplica a las acciones individuales o colectivas, cuyo propósito tiende al bien del prójimo, por ejemplo: “la comunidad ha hecho un esfuerzo encomiable por reducir la contaminación ambiental, separando los residuos secos de los húmedos, ahorrando energía y cuidando la naturaleza”, “La Cruz Roja Internacional realiza una labor encomiable en pos de la vida y de la paz”, “El niño, a pesar de su corta edad, ha emprendido una campaña de concientización sobre la donación de órganos realmente encomiable”, “El gobierno ha realizado una encomiable labor para reducir la pobreza”, “Si quieres premios por tus acciones encomiables, les quitarás su mérito” o “No es nada encomiable que digas mentiras para escapar a tus responsabilidades”.

Los pensamientos e ideas encomiables son aquellas que se asientan en la moralidad, la solidaridad y la cooperación: “Mi hijo tiene ideas encomiables para ayudar a los necesitados, pero necesitaría reunir más voluntades y apoyo económico para concretarlas”.

Quienes han hecho acciones tan encomiables en bien de otros, o por defender sus ideas, que dieron la vida por ellas, son considerados mártires; y quienes lucharon o se sacrificaron por el encomiable fin de engrandecer a su patria, han pasado a la historia como patriotas o héroes.

El novelista inglés Aldous Huxley (1894-1963) autor entre otras obras de “Un mundo feliz” que se lograría anulando en un futuro los sentimientos negativos mediante drogas y aceptando las normas sociales sin cuestionarlas; proclama que no hay vida sin libertad, y que sin ella es imposible lograr tener una sociedad encomiable.