Concepto de encuesta

La palabra encuesta se originó en la unión de los siguientes términos latinos: prefijo de interioridad "in" y el verbo "quaerere", que puede traducirse como preguntar o indagar. El francés lo tomó como "enquête" en el sentido de "·investigar" y del francés, pasó al español.

La encuesta es una técnica basada en entrevistas, a un número considerable de personas, utilizando cuestionarios, que mediante preguntas, efectuadas en forma personal, telefónica, o correo, permiten indagar las características, opiniones, costumbres, hábitos, gustos, conocimientos, modos y calidad de vida, situación ocupacional, cultural, etcétera, dentro de una comunidad determinada. Puede hacerse a grupos de personas en general o ser seleccionadas por edad, sexo, ocupación, dependiendo del tema a investigar y los fines perseguidos. Por ejemplo, una encuesta sobre los gustos de los adolescentes, incluirá solo a personas de ese sector de edad, aunque podría hacerse a personas de otras edades, para comparar si coinciden lo que los adultos creen que les gusta a los jóvenes, con sus preferencias reales. Son de menor alance que los censos, y tienden a complementarlos.

La elaboración de una encuesta consta de dos etapas: la primera es la obtención de datos estadísticos. Para ello se deben confeccionar las preguntas sobre el tema que se desea indagar, y otros sobre datos personales del entrevistado. Las respuestas deben ser breves, y a veces se hallan preestablecidas mediante opciones. En otras, las preguntas se responden por sí o por no, y en otros casos, se preguntan aspectos muy específicos: Por ejemplo el nombre del candidato por el que votará en las elecciones.

La segunda etapa consiste en la lectura e interpretación de la información recogida, para lo cual será necesario organizar la información en distintos gráficos como los gráficos de barra o los gráficos torta. Una vez obtenidos los valores cuantitativos en base a la lectura de la información obtenida, se debe interpretar la información mediante una evaluación relacional entre los datos, y las personas encuestadas.
La finalidad de las encuestas puede ser comercial, académica, de investigación científica, económica, política, etcétera.

Ejemplos: "Elaboré una encuesta para saber los gustos y preferencias de los consumidores, para asesorar a una empresa que desea establecerse en la zona", "Hice una encuesta para probar la hipótesis de mi trabajo de investigación, donde afirmo que las mujeres sufren discriminación laboral, y le haré las preguntas tanto a hombres como mujeres" o "Los resultados de las encuestas dan un alto triunfo para el oficialismo en las próximas elecciones".