Concepto de primicia

La procedencia etimológica de la palabra primicia la hallamos en el latín “primitia” de “primitus” en el sentido de “primero”. En esta época primitiva se la usaba para referirse a los primeros frutos de una cosecha o los productos que se obtenían de la explotación minera.

En las creencias antiguas las primicias eran los primeros beneficios, los primeros frutos maduros, que les daban a los dioses como ofrendas por haber obtenido buenas cosechas o tener productos de caza. También se usaron en el judaísmo, entregándose las ofrendas o primicias al sacerdote en demostración de lealtad al Creador, especialmente en las celebraciones religiosas, por ejemplo en la Pascua. Establecido el Cristianismo las primicias divinas siguieron existiendo como el primer tributo, primero voluntario y luego obligatorio (en forma de diezmo) que los fieles entregaban a Dios.

El uso más difundido en la actualidad de la palabra primicia es para designar a aquellas noticias que se dan por primera vez, que son inéditas y por lo tanto muy valoradas en el ámbito periodístico, donde el que tiene la primicia de algún hecho relevante acapara más la atención de los lectores, radioescuchas o televidentes. Ejemplos: “El periodista dio la primicia del atentado pero por apurarse en la difusión del hecho dio varios datos erróneos” o “Logré de buena fuente una primicia que me hará famoso en el ámbito televisivo”. Las primicias periodísticas pueden referirse a temas políticos, como dar a conocer el resultado electoral antes que nadie; a temas científicos, anunciando un descubrimiento; o referirse a temas poco trascendentes pero que acaparan la atención de la gente como el caso de aquellos periodistas de espectáculos que sorprenden al dar a conocer primero algún escándalo sentimental o una ruptura matrimonial de actores y actrices.

Sin ser un profesional del periodismo cuando alguien cuenta algo por primera vez, se dice que está dando una primicia: “Les doy a ustedes por ser mi familia, la primicia sobre mi embarazo” o “Les comunico la primicia de mi casamiento próximo”.

En los desfiles de moda, se suelen dar primicias o novedades de lo que será tendencia en la próxima temporada en cuestiones de vestimentas o peinados.