Concepto de ventana

La palabra ventana nació en el latín “ventus” que significa viento. Es por ello que una ventana es un respiradero en su sentido original, aplicándose en tal sentido por ejemplo, a las aberturas con las que cuentan las viviendas en sus paredes, colocadas a cierta altura, que no sirven en general para el acceso (función que cumplen las puertas) sino para dar aire y luz, y a los orificios nasales que sirven para inspirar y expirar el aire.

En Arquitectura, las ventanas, que se colocan en los huecos de las paredes, constan de un marco, de madera o metal, que limita y contiene los vidrios que en general pueden moverse para poder abrirse y servir de ventilación de las habitaciones; y cerrarse por razones climatológicas o de seguridad. Sus formatos son variados: redondas, cuadradas, rectangulares, etcétera, y muchas pueden ser un elemento muy decorativo. Los vidrios pueden ser transparentes para permitir el óptimo paso de la luz o un poco más opacos o esmerilados para que aunque iluminen algo menos, preserven la intimidad del hogar. En el caso de vidrios transparentes suelen colocarse persianas o cortinas para impedir la vista del interior desde el exterior.

Las ventanas han evolucionado mucho a través de la historia, desde los primeros huecos que se cerraban con paja o madera, pasando por los romanos que comenzaron a vidriarlas en el siglo I, hasta llegar a algunas ventanas modernas que permiten el aislamiento acústico, al poseer entre sus dos capas de vidrio, una de gas inerte.

Con fines similares, y para permitir visualizar el sendero, tanto para el conductor que lo necesita indefectiblemente, como para los pasajeros que pueden así apreciar el paisaje y ubicarse; los vehículos cerrados como automóviles, barcos o aviones poseen ventanas, que son fijas en el último caso.

En Informática, una ventana de un sistema operativo, es el área delimitada, en general de formato rectangular, que un programa ocupa en la pantalla para ser presentado y utilizado, recibiendo y mandando información u ordenando ejecuciones. En general se permite, a través de botones, poder cerrarlas, restaurarlas minimizarlas o maximizarlas.