Concepto de anticuado

La palabra anticuado, es un calificativo que recibe todo aquello que es muy viejo, ya no se usa o está pasado de moda. Puede tratarse de expresiones orales o escritas, de costumbres, de ideas, de atuendos, de formas de vestir, etcétera. Lo anticuado no siempre es malo, pues puede responder a gustos personales, o a ideas, que, si bien han sido dejadas de lado, la persona sigue manteniendo como dignas de que sigan persistiendo; y en algunos casos, muchos objetos anticuados, adquieren valor económico como reliquias.

Ejemplos de uso: “La dama se presentó en la fiesta de gala, luciendo un anticuado vestido, que llamó la atención de los presentes, pero, ella supo lucirlo con tanta elegancia que terminó siendo admirada por su originalidad y personalidad alejada de los estándares de la moda”, “Me hicieron un peinado anticuado, que me hacía ver de mayor edad”, “Si sigues teniendo esas ideas anticuadas con respecto al rol de la mujer, generarás muchas críticas en una sociedad cada vez más abierta a la equidad entre los géneros”, “Muchos opinan que los libros en papel ya han quedado anticuados, por la aparición de las bibliotecas digitales”, “Mi madre emplea palabras anticuadas, cuando se expresa, lo que es común en personas de su generación, ya que en su época eran habituales, y se acostumbró”.

Las personas anticuadas en su apariencia y en sus pensamientos, son, en general, tradicionales, resistentes al cambio, pues creen que las cosas tienen una esencia inmutable, que el paso del tiempo no puede cambiar. Por supuesto, que hay valores que jamás deberían volverse anticuados, como el respeto, la tolerancia, la solidaridad, la justicia y el amor al prójimo.

Como las modas en materia de vestir y de peluquería, son cambiantes, muchas prendas, peinados o cortes de cabello, que han quedado anticuados, vuelven a ser tendencia más tarde. Por ejemplo: “Me reí del vestido que mi madre tenía guardado de cuando era joven, pues me parecía muy anticuado, y en esta temporada, volvió a estar de moda”.

También en materia de arquitectura y decoración de interiores, lo anticuado es lo viejo, lo que ya está en desuso, aunque hoy es apreciado, en algunos detalles, en lo que se conoce como “vintage”, que también se usa en las prendas de vestir.

Con los avances tecnológicos vertiginosos, los aparatos quedan anticuados en muy poco tiempo; y, aunque todavía funcionen correctamente, muchos optan por renovarlos, para tener más opciones de uso.

Entre los colores, es el marrón, según lo confirmaron varias investigaciones, el que representa lo anticuado, y también la necedad, la pereza y lo corriente.