Concepto de arreglo

Arreglo es la acción y el efecto del verbo arreglar, que procede en su etimología de la unión de los siguientes términos latinos: el prefijo de aproximación “ad” y el verbo “regulare” que nos dio “reglar” en el sentido de normativizar. Se aplica en general a ajustar algo a una norma o regla, y a lograr un acuerdo o conciliación.

En el primer sentido, un arreglo es colocar o las cosas del modo correcto, en especial cuando se han salido del mismo; o reparar algo que no está como debería, por ejemplo: “Voy a arreglar mi armario pues está muy desordenado”, “Llamé a un albañil para que proceda a hacer el arreglo de la pared de mi habitación que tiene el revoque dañado”, “La modista me arregló el vestido para adaptarlo a una noche de fiesta”, “Me arreglaron la computadora que ya no funcionaba bien”.

Estéticamente un arreglo puede referirse a nivel personal, a acicalarse, para lucir limpio, prolijo y realzar la belleza física: “La novia se ha arreglado el cabello de modo muy original”, “Trata de salir a la calle más arreglado para no parecer desprolijo” o “La madre arregla a sus niños para ir a la escuela cada mañana con ropas limpias y adecuadas”. En cuanto a las cosas, los arreglos se hacen para que luzcan más bonitas: “arreglé mi casa para que las visitas la encuentran agradable, poniendo flores y perfumándola”. Un arreglo floral es un adorno fabricado con flores, dispuestas de modo atractivo, que se coloca como centro de mesa o en paredes, puertas, ventanas, etcétera, para embellecerlas y a veces con sentido simbólico: “En cada mesa de la fiesta de aniversario de mi primo había un arreglo floral” o “Para Navidad mi abuela coloca en la puerta un bonito arreglo floral”.

En Música, un arreglo, es la modificación de una pieza musical ya existente, haciendo nacer una obra nueva.
En el sentido de acuerdo conciliatorio, un arreglo implica llegar a realizar transacciones, a efectos de acercar las diferencias y solucionar una cuestión: “Llegamos a un arreglo a través de los abogados para no ir a juicio, y salimos ambas partes medianamente conformes”.

“Arreglar cuentas” es la expresión que se usa para referirse a la venganza privada o al ejercicio de la justicia por propia mano. Ejemplo: “Mi vecino arregló cuentas con los niños que diariamente pisoteaban su jardín, y les hizo pasar un gran susto cuando les soltó a su perro”.