Concepto de entendimiento

Entendimiento es un vocablo integrado por los siguientes términos, tomados de la lengua latina: “inter”, en el sentido de “entre” y el verbo “legere” que puede traducirse como “leer”.

El entendimiento es la facultad que tiene la mente humana para pensar, reflexionar, comprender, comparar, analizar, sintetizar, investigar, discernir y decidir sobre cuestiones que se le presentan en su vida cotidiana, para aprender, solucionar problemas, informarse, hacer descubrimientos, ejercer opciones entre distintas alternativas, etcétera. El entendimiento evita realizar improvisaciones y permite llegar a tomar decisiones correctas, aunque no infalibles, pues el entendimiento humano no es una aptitud desprovista de cometer errores. Permite además elaborar ideas creativas, que permiten el desarrollo y el progreso social, económico, científico y tecnológico de la humanidad, aunque en ocasiones, también suele usarse para destruir y manipular a otros, en el propio beneficio.

El entendimiento es la cualidad que diferencia al ser humano del resto de las criaturas que habitan el planeta.
También permite arribar a acuerdos con otras personas, limando asperezas a través de negociaciones y transacciones o tomando los puntos de vista en común que poseen, por ejemplo: “Llegué a un entendimiento con mi acreedor, que aceptó que le pagara lo que le adeudo, en cuotas” o “Luego de discutir con mi colega, llegamos a un entendimiento para hacer el trabajo en forma colaborativa, aportando cada uno de nosotros, aquello en lo que tiene mayor experiencia”.

El entendimiento en la Filosofía

El filósofo griego Platón (427-347 antes de Cristo) creía que el entendimiento era la aptitud de poder arribar a las ideas de las cosas, existentes en un mundo perfecto, del que habíamos participado antes de nacer, y donde residía lo eterno y verdadero, y del que solo nos quedaban difusos recuerdos. No todos tenían esa capacidad de usar el intelecto para llegar a la esencia y la verdad de conceptos, tales como la verdad y la justicia. eso era un privilegio de los filósofos. Su alumno, Aristóteles, creía que la verdad estaba en este mundo que vivimos, y el entendimiento o razón, nos permitía descubrir la idea o esencia que las cosas sensibles contienen, y que las hacen únicas, evitando quedarnos con su aspecto exterior.

El filósofo neoplatónico Plotino (205-270) dijo que hay una realidad de lo que todo parte, que es lo Uno. De ella se deriva inmediatamente el nous, que es el entendimiento, que permite conocer el Uno, y de la cual se deriva la segunda realidad, que es el alma.

Para Kant (1724-1804) se conoce en etapas, la primera es a través de los sentidos, la segunda el entendimiento, que ordena y unifica lo que los sentidos captaron de modo caótico, y luego la razón, que puede ser práctica, generando mandatos o imperativos, o teórica, creando juicios.

Para Hegel (1770-1831) el entendimiento es una forma de pensar inferior a la razón, que nos brinda definiciones limitadas, de tipo metafísicas. Arriba a conclusiones contradictorias. Es la razón la que crea conceptos, y es especulativa e idealista.