Concepto de propósito

La palabra propósito se originó en el latín “propositum”, término que se integra con el prefijo “pro” que indica una dirección hacia adelante, y “positum” que es el participio del verbo “ponere” en el sentido de “poner”. O sea que un propósito es avanzar hacia una meta o proyecto que queremos alcanzar. Incluye tanto la predisposición o inclinación a lograrlo: “Tengo el firme propósito de no reprobar ninguna asignatura este año” o “El Presidente manifestó su propósito de terminar con la corrupción”; como el objetivo o fin en sí mismo, que puede consistir en una acción o en una abstención: “El propósito de esta conversación es lograr que cada uno haga su tarea de manera responsable” o “Mi propósito al conducir con prudencia es no causar accidentes”.

Los propósitos pueden ser individuales o colectivos y de corto, mediano o largo plazo, pudiendo incluir parte de las aspiraciones del individuo o grupo, o toda su existencia, como cuando alguien se plantea cuál es el propósito de su vida, lo que se torna en un problema complejo y filosófico. Para algunos el propósito personal es formar una familia y vivir la cotidianeidad con paz, armonía y salud; para otros llegar a obtener fama y dinero; y en algunos casos ni se advierte el propósito, y eso genera angustia. Para la religión el propósito final de los humanos es seguir el camino de Dios, y llegar a Él, al final de la ruta. El resto son solo medios para ese propósito verdadero. Los propósitos colectivos dependerán de la finalidad de cada grupo, siendo sus fines últimos: en un establecimiento escolar será que los niños aprendan, en un hospital, que los pacientes se curen, en un Estado, el bienestar general, etcétera. Para ello se fijarán, además, propósitos intermedios.

“A propósito de Henry” es una película dramática estadounidense de 1991, dirigida por Mike Nichols, que versa sobre un abogado que pierde la memoria en un tiroteo y comienza a indagar sobre su vida pasada.
La expresión “a propósito” significa con intención o dolo, por ejemplo: “No me empujó por descuido, lo hizo a propósito, porque no me quiere”.