Concepto de recaudo

Recaudo es la acción de recaudar y su efecto. El verbo recaudar procede en su etimología del latín “recapitare”, vocablo integrado por el prefijo de intensidad o reiteración “re” y “capitare” que designaba la acción de tributar por cabeza o persona anualmente el Imperio Romano, según sus bienes y ganancias.

Cuando decimos que alguien ha recaudado algo se hace alusión a que ha conseguido una suma de dinero de monto variable: “Juan recaudó bastante dinero con la venta de su cosecha”, “El Estado no pudo recaudar el monto que pensaba pues los contribuyentes se negaron a tributar” o “Si vendemos todas las rifas, recaudaremos lo suficiente para hacer el viaje de finalización de curso”.

También se habla de “tomar recaudos” en el sentido de precauciones, o medidas de seguridad, obrando con cuidado para asegurarnos los resultados deseados o evitar consecuencias indeseables: “Toma recaudos si aceptas una cita a ciegas, no sabes con quien puedes encontrarte, así que es más seguro hacerlo en un lugar concurrido” o “La maestra tomó recaudos para que los alumnos no hagan trampas en los exámenes y para ello, los sentó alejados unos de otros”.

En Derecho, los recaudos que se toman para asegurarse el acreedor que su deudor pague, son los derechos de garantía o cauciones, como pueden ser la fianza, la prenda o la hipoteca. Así e caso de no satisfacerse la deuda en tiempo y forma, se podrá cobrar con la venta de los bienes dados en recaudo.

“Dejar algo a buen recaudo”, es depositarlo en un sitio seguro: “He dejado mis ahorros a buen recaudo en la caja de seguridad del Banco” o “mis hijos, que son mi mayor tesoro los dejo a recaudo de su abuela cuando voy a trabajar”.