Concepto de botón

La palabra botón procede del francés “bouton” a su vez de “boter” que significa “tirar”.

Un botón, en indumentaria, es un elemento, que en general es redondo, pero puede tener otros formatos (rectangular, cuadrado, con pie (donde va el agujerito) semejante a una perla, etcétera) que se cose de un lado de la ropa, a través de los agujeritos que tiene, que pueden ser dos o cuatro, mientras que del otro, se hace un agujero, llamado ojal. Cuando la prenda está desprendida, ambas partes quedan abiertas, y cuando el botón pasa por el ojal (se abotona) la ropa se cierra, aunque también pueden colocarse como adornos. Son de diversos colores, combinando o contrastando con los tonos de la prenda, y hechos de plástico, madera, metal, nácar, y a veces forrados en tela, por lo general, la misma del atuendo en que van puestos. Sus tamaños son variados, más pequeños en camisas o vestidos, y más grandes, en sacos y otros abrigos. En los hombres, los botones se cosen en lado derecho, y en las mujeres, en el izquierdo.

La aparición de los botones es antiquísima, fabricados con conchas de moluscos, y usados solo como adornos. Fueron descubiertos en el valle del río Indo y tendrían una antigüedad de 4000 años. Recién hacia el año 1200 los botones se usaron con la finalidad práctica de unir dos partes de la ropa, y fue en Europa oriental.

También se conoce como botón, a una pieza que integra ciertos aparatos, que permite ponerlos en movimiento, activar sus funciones o detenerlos, al presionarla o girarla de modo manual, ya que actúa como un interruptor eléctrico. En general tienen forma circular y son de tamaño pequeño. Comúnmente, los botones para activar el aparato son de color verde, y son rojos los que cumplen la función de detenerlos. También hay botones virtuales.

El botón anti pánico, es un dispositivo pequeño, parecido a un llavero, que permite ser activado en caso de emergencia, presionando un botón (puede tener hasta cuatro). Con ello se alerta a la Central de Monitoreo de Alarmas, desde donde se responde, brindando solución según la necesidad que se esté reclamando.

En los hoteles, se conoce como botones, a aquel empleado, que es frecuente encontrar en hoteles de categoría, que abre la puerta, recibe a los clientes y traslada sus maletas, desde que ingresa al hotel hasta su habitación, cuando llega, o desde la habitación hasta la salida o el automóvil del hospedado, cuando egresa. Ejemplo de uso: “Le di una buena propina al botones pues fue muy amable con nosotros, llevó nuestro equipaje y nos orientó sobre cómo movernos en la ciudad”.

Buscar otro concepto