Concepto de bozal

La palabra bozal, derivada del latín “bucca” en el sentido de mejilla, designa un objeto que se coloca en la boca de algunos animales, para que no puedan morder, si se trata de aquellos, cuya mordida pueda resultar fatal (se consideran algunas razas de perros como potencialmente peligrosos, por ejemplo (el Rottweiler, el Pit Bull Terrier y el Dogo Argentino) o no puedan comer, cuando esto los pueda perjudicar, o cuando se usan para el trabajo, y se necesita que no se distraigan comiendo, como el caso de caballos y mulas. Por ejemplo: “Le puse un bozal a mi perro para salir a la calle pues es agresivo con otros canes”, “No ajustes tanto el bozal a tu perro pues no lo dejarás respirar” o “Mi cachorro come toda la basura que encuentra en la calle, así que lo saco a pasear con bozal”.

Obviamente, a los animales no les agrada que les coloquen un bozal, pero si se los usa desde temprana edad, se acostumbrarán, y en algunos casos, puede evitarles a ellos y a los demás, un mal mayor, siempre cuidando que el animal pueda respirar sin dificultad. Los bozales de cesta, son los más adecuados a este fin.

En las carreras de galgos, en países en los que, lamentablemente, aún están permitidas, se exige, en general, que los animales compitan provistos de bozal.

El tamaño y forma de los bozales debe adaptarse al hocico del animal, y los que tienen el hocico chato, como por ejemplo, los perros pequineses, tienen problemas a la hora de colocarles uno.

Los bozales pueden estar confeccionados con cuero, o ser plásticos o metálicos, y se ajustan mediante tiras, que se atan por detrás de la cabeza. Algunos son cerrados, y otros, son enrejados o con agujeritos, para permitirles respirar mejor, aunque los cerrados deben tener también espacio para que puedan ejercer esa función vital.

Los nuevos bozales inteligentes, se usan solamente en caso de necesidad, ya que poseen un sensor que se coloca en el collar del perro, y lo activa si se detecta un cambio en el ritmo cardiaco del can.

En la película, “El silencio de los inocentes”, de 1991 que dirigió Jonathan Demme y “Hannibal”, estrenada en 2001, bajo la dirección de Ridley Scott, al protagonista, un asesino en serie, se le coloca una máscara, con un bozal, con la zona de la boca enrejada, para que no pueda hacer daño a quienes están cerca suyo.

De modo figurado, bozal, alude a una persona necia, o sea, aquella de pensamientos simples, poco elaborados o de dudosa racionalidad.

Como apellido, Valeriano Bozal, es un historiador de arte español, nacido en Madrid, en el año 1940, abocado, preferentemente, al estudio de la obra del pintor español, Francisco de Goya (1746-1828).

Buscar otro concepto