Concepto de membrana

Se denomina membrana, en general, a toda lámina blanda, flexible y fina. Su función es envolver, proteger, aislar, defender, nutrir o delimitar las estructuras, según el caso. En construcción, se usan membranas con fines de impermeabilización, llamadas membranas asfálticas.

La membrana celular o plasmática, es aquella barrera que separa el citoplasma, el núcleo y las demás organelas, y que solo puede ser atravesada por determinadas sustancias. Son todas de igual estructura y constitución, formadas por lípidos (sobre todo fosfolípidos) y proteínas fibrosas.

La membrana externa de la célula es la membrana plasmática. Las moléculas son transportadas desde adentro a afuera de la célula y a la inversa. La membrana nuclear tiene una lámina interna y una externa. Es porosa, permitiendo los intercambios entre el núcleo y el citoplasma.

En la base de los tejidos epiteliales, también hallamos una membrana, de varias capas con función de sostén, llamada membrana basal.

Los órganos están cubiertos con membranas, por ejemplo, en el caso de los pulmones, esa membrana es la pleura. La pleura, al igual que el pericardio o el peritoneo, son membranas serosas, cerradas, incomunicadas con el exterior. La membrana formada por tejido conjuntivo fibroso, con función de protección contra la infecciones y de fijación de los órganos y de los vasos sanguíneos, se llama fascia. Las membranas mucosas, formadas por tejido conectivo en su capa interna, y epitelial en la externa, como las de la boca o del aparato respiratorio, revisten órganos que se comunican con el exterior. La piel, es una membrana, la membrana cutánea, que es la de mayor extensión.

La membrana nictitante es la que poseen algunos seláceos, reptiles, anfibios y aves, como tercer párpado situado por debajo de los restantes, y transparente.