Concepto de Trabajo

Deriva del término latino, “tripalium”, que significa tres palos, que se empleaban como instrumento de tortura. El castellano arcaico cambió el vocablo a “trebejare”, y de allí pasó a nuestro idioma como trabajo.

Es toda actividad humana lícita, remunerada, que expresa la capacidad creativa del hombre, manifestada como esfuerzo físico, intelectual o artístico. Extensivamente puede usarse el término para designar la acción de la herramienta, utensilio, o máquina que la persona utiliza para realizar su propio trabajo personal.

Concepto de trabajo

En ocasiones se usa el término para designar la actividad creativa de otros seres de la naturaleza, como cuando se dice: “las abejas, trabajan, elaborando la miel”. La diferencia sustancial entre este trabajo y el del hombre, es que los otros seres vivos, realizan un esfuerzo mecánico, y no remunerado, para obtener un fin, que es ajeno a su conciencia. El fin del trabajo humano, en última instancia, hace a su dignidad como persona.

En la época de la revolución industrial, el trabajo humano fue visto como una mercancía, de precio barato, que contribuyó a beneficiar a los dueños de las fábricas, y en vez de dignificar al hombre, las duras condiciones a las que el trabajador fue sometido, contribuían a su esclavización.

El comunismo, sembró entre los trabajadores la idea de derechos laborales, y en virtud de una larga lucha, a lo largo del siglo XIX, comenzó a valorarse el trabajo humano, y a protegerlo del abuso patronal, para dejar de responder a su etimología de tortura, y transformarse en el accionar que eleva al hombre en la búsqueda de su plenitud y desarrollo personal.

Se emplea también el término para designar un escollo, impedimento u obstáculo en la consecución de una meta. Por ejemplo: “Me da mucho trabajo (como sinónimo de esfuerzo) ganar esta competencia, o aprobar un examen”.

Se utiliza este término en mecánica, para designar una medida, expresada en ergios, julios y kilogramos, que designa el producto de una fuerza, multiplicado por la distancia que recorre el punto, en que la fuerza se ha aplicado.