Concepto de archipiélago

La palabra archipiélago deriva del vocablo griego “arkhipélagos”, de donde “arkhi” significa superior y “pelagos” es mar. Designó en sus orígenes al mar Egeo, que se traduce como mar principal, y es la zona del mar Mediterráneo que se ubica entre Turquía y Grecia, poblado de numerosísimas islas.

Luego la palabra archipiélago pasó a designar a la porción de mar compuesta de varias islas ubicadas cerca unas de otras, en su conjunto. Estas islas se forman con frecuencia por la acción de los volcanes, por ascender magma desde el fondo oceánico, aunque también pueden ser producto de erosión o de sedimentación.

Las Islas Malvinas ubicadas al sur de la República Argentina, en el Océano Atlántico, rodeadas por el Mar Argentino, y sobre las que existe una disputa de soberanía con Inglaterra, son un ejemplo de archipiélago. Están compuestas por la isla Gran Malvina y la Soledad, que son las más importantes, y alrededor de otras doscientas islas pequeñas.
Ubicada entre los océanos Índico y Pacífico y entre las masas continentales de Asia y Oceanía, se encuentra el archipiélago malayo, compuesto por al menos veinticinco mil islas.

Curiosamente el estado de Japón es una isla que forma el archipiélago japonés, sobre el Océano Pacífico, que esta integrado por más de seis mil ochocientas islas, aunque posee cuatro islas principales: Hokkaidō, Shikoku, Honshu y Kyushu. Son tierras que emergen de una gran cordillera submarina. Las montañas también forman parte del relieve de Japón.

En España y sobre el Atlántico, merece hacerse referencia al archipiélago volcánico conocido como Islas Canarias, con gran biodiversidad y clima subtropical.