Concepto de azulejo

La palabra azulejo, procede del árabe “az-zuláyǧ”, y puede traducirse como barro vidriado. Los azulejos, que ya fueron conocidos en los pueblos mesopotámicos, fueron muy usados en el arte y la arquitectura de la España musulmana, cuya decoración predominante era geométrica y con motivos vegetales. Cocinaban el barro, le daban color con óxidos metálicos, lo cubrían con esmalte, para luego darle una segunda cocción, colocando las placas en el horno, de modo horizontal, sobre un apoyo en trípodes de cerámica.

Los azulejos, se convierten, de este modo, en piezas delgadas de cerámica, impermeable, usadas en las construcciones, en paredes y pavimentos, como elemento decorativo, que poseen una cara vidriada o esmaltada, a menudo decorada, con figuras de uno o varios tonos; de formatos varios, aunque los más comunes son rectangulares o cuadrados. Se elaboran a base de arcilla, sílice y colorantes. A partir del siglo XX, también se los usa en murales publicitarios.

Se expandieron por Europa desde el siglo XIII, siendo hasta el siglo XVI producidos especialmente en España, Portugal e Italia, países a los que luego se suman, Francia, Bélgica, Holanda, Inglaterra, y hoy son conocidos y usados en todo el mundo. En el siglo XVII, son muy populares los azulejos de oficios, en Cataluña y Portugal, que representan escenas del trabajo artesanal, sobre un fondo blanco, esmaltado.

Cada lugar, y cada época, les da, a los azulejos, características distintivas: los holandeses son de figuras sencillas, con fondo blanco y tonos azul cobalto. En el siglo XIX, los azulejos muestran decorados de flores y otros elementos naturales.

Una manifestación artística, hecha con trozos de azulejos cortados, en diferentes formas y tamaños, para hacer con ellos, figuras, es conocida como alicatado. Los azulejos pintados a mano, sobre plantillas, se denominan “trepas”.

En Lisboa (Portugal) podemos visitar un museo estatal, fundado en el año 1509, llamado Museo Nacional del Azulejo, donde pueden apreciarse siete mil piezas, expuestas en las paredes de sus salas, pertenecientes a diversos países y estilos.

En Zoología, con el nombre de azulejo de jardín o tángara azul, se reconoce a un ave americana, cuyo nombre científico es Thraupis episcopus, y pertenece a la familia Thraupidae. Sus partes laterales son azules, y la cabeza y pecho, son de tono gris azulado.

En el oeste de Estados Unidos y de Canadá, y en el noroeste mexicano, podemos apreciar un ave, de color azul brillante, de pecho y color en color grisáceo, conocida como azulejo de las montañas, de nombre científico, Sialia currucoides.

Buscar otro concepto