Concepto de facineroso

Facineroso es un adjetivo que se derivó del latín “facinerosus”, del verbo “facere” en el sentido de hacer, más el sufijo de abundancia “osus”. Un facineroso es entonces, quien realiza muchas acciones, añadiéndose muy pronto la condición de que esos hechos, sean malos o perjudiciales para terceros, y que se los haga de modo reiterado. Un facineroso es cualquier delincuente, que viola las normas legales con diversos fines, aunque en general, priman los intereses económicos: “Mi patrón es un facineroso, engaña a los clientes vendiéndoles mercaderías con defectos de fabricación, cobrándoles como si estuvieran en perfecto estado, y sin advertirles de tal condición”, “Entró a mi casa un facineroso cuando mi familia y yo dormíamos y se llevó nuestros ahorros” o “El Ministro de Economía es un facineroso, ya que se estaba quedando con parte del tesoro público; pero por suerte lo descubrieron”.

El facineroso vive al margen de la ley, pero trata de ocultar sus malas acciones, intentando que aparezcan como honestas; es así, como muchos, logran, al menos por un tiempo (el que depende de su habilidad para ocultar sus delitos) llevar una vida cómoda, a expensas de perjudicar a otros.

Los facinerosos tienen una especial personalidad: suelen ser crueles, fríos, calculadores, aunque esto no les impide ser simpáticos y carismáticos, lo que los ayuda a concretar los engaños. En la Película argentina “Nueve Reinas”, protagonizada por Ricardo Darín y estrenada en el año 2000, los protagonistas viven de la estafa, y encuentran la oportunidad de vender una colección de estampillas falsas. Estos pícaros facinerosos corren muchas aventuras, donde los propios facinerosos, se estafan entre ellos.

Como vemos, en la Literatura y en el Cine, el género policial tiene a facinerosos como protagonistas. Otro ejemplo es Vito Corleone, capo de la mafia siciliana, y uno de los principales personajes ficticios de la novela “El Padrino”, del escritor estadounidense, Mario Puzo.

Decirle a alguien que es un facineroso, sin pruebas, es un grave insulto, y puede configurar el delito de calumnia.