Concepto de aledaño

La palabra aledaño se originó en el latín “adlataneus” a su vez, formada desde la expresión “ad latus” que se traduce como “al lado”.

Son sinónimos de aledaño: vecino, contiguo, limítrofe, lindante, cercano, próximo, etcétera. Antónimos de aledaño:
Lejano, distante, alejado.

Lo que es aledaño, siempre es en referencia a otra cosa, tomada como referencia; por eso puede aplicarse a casas, terrenos, campos, vecindades, ríos, pueblos, ciudades, países, etcétera.

Ejemplos: “Mi terreno es aledaño al de tu primo, y tuvimos algunos problemas en la demarcación de los límites, ya que él había tomado como propio, un metro del mío”, “Las primeras civilizaciones nacieron en zonas aledañas a ríos”, “En las zonas aledañas al río que creció, las pérdidas por las inundaciones fueron tremendas”, “Vivir en un lugar aledaño a un parque industrial es muy poco saludable”, “La casa aledaña a la mía, amenaza con caerse, por eso hice la denuncia a la municipalidad, para que la derrumbe o apuntale” o “Aledaño al camino, se dispone una fila de árboles frondosos”.

Existe un derecho, reconocido legalmente, ya desde el Derecho Romano; a algunos propietarios, de comprar un terreno contiguo al suyo, que sea de tamaño menor a una hectárea, para impedir fraccionamientos excesivos de tierras cultivadas y la proliferación de minifundios. Este derecho se denomina, retracto de aledaños. El artículo 1523 del Código Civil español, contempla este derecho, siempre que ese terreno aledaño no esté separado por arroyos, caminos, barrancos, acequias u otras servidumbres en provecho de otras fincas. En caso que este derecho sea ejercido por dos o más titulares de terrenos aledaños, tiene prioridad el dueño del terreno de menores dimensiones, y si fueran iguales, el que primero haya solicitado el retracto.