Concepto de barullo

La palabra barullo, nos llegó desde el portugués, “barulho”, y se usa como sinónimo de ruido, que produce desorden y confusión, provocado, en general, por muchas personas hablando, o escuchando música fuerte, tocando instrumentos o cantando sin coordinación, o también pueden ocasionarlo los animales, con sus gritos o golpes, o las fuerzas naturales; por ejemplo: “Si siguen haciendo barullo, conversando entre ustedes, no podré seguir dando la clase, pues no me escucharán”, “Quería intentar dormir, pero mis vecinos hicieron una fiesta, y el barullo generado por la música, no me dejó lograrlo”, “Mis cachorros se estaban peleando y han hecho tal barullo que me he asustado, aunque por suerte, no se hicieron daño”, "La tormenta y los truenos están haciendo mucho barullo y me atemorizan" o “Con el barullo que hacen mis hermanos pequeños, no puedo concentrarme para estudiar”.

Por extensión, se aplica a todo aquello que está desordenado y caótico, aunque no sea producto del ruido; en este caso, usado como sinónimo de lío. Puede tratarse de cosas materiales: “Con la mudanza, tengo un barullo de cajas y bolsas de ropa, para ordenar”, “Mi armario es un barullo de papeles, y no encuentro documentación importante” o “Mi prima tiene un barullo en su casa, con los juguetes de sus niños desparramados por doquier”; o de personas: “Hay un barullo entre los postulantes, que, al ser tantos, es difícil ordenar sus entrevistas”.

En el caso de los pensamientos, se dice que existe barullo, cuando las ideas; muchas, incompatibles o contradictorias, o los requerimientos cotidianos, se agolpan en la mente, provocando pensamientos obsesivos, confusión o disonancia cognitiva.

Reclamos, obligaciones, información, dudas, se acumulan y atropellan, sin dejarnos decidir con claridad, provocando el barullo. Esta desorganización mental, que se siente como un ruido o barullo interno, donde escuchamos numerosos reclamos simultáneos, nos producen ansiedad y estrés. Detenernos a ordenar lo que tenemos agolpado en el cerebro, establecer prioridades, anotarlas y jerarquizarlas, puede ayudar a resolver ese fastidioso barullo. Ejemplos: “Tengo tantas cosas que hacer mañana, que se me hizo un barullo, y no sé por dónde empezar” o “Me habló tanto mi profesor y de temas tan diferentes, que se me hizo un barullo y no comprendí nada, así que empezaré a clasificar los contenidos según el programa de la asignatura, y los iré estudiando de a poco”.

En el Cine, “A família do barulho” o “La familia del barullo” es una película brasileña, perteneciente al género comedia, que se estrenó en el año 1970, bajo la dirección de Júlio Bressane. Trata sobre una familia que reside en Río de Janeiro y resulta ser disfuncional.

Buscar otro concepto