Concepto de granuja

La palabra granuja, usada a veces como sustantivo (por ejemplo, el granuja) y otras como adjetivo (por ejemplo, un perrito granuja) se derivó del latín “granum”, que se traduce al español, como “grano”. En su sentido original una granuja, es una uva que se ha desprendido del racimo, y también son cada una de las pequeñas semillas que contiene la uva en su interior. Con el tiempo, su uso fue cambiando, para aplicarse especialmente a aquellas personas, especialmente si son jóvenes, que no poseen oficio conocido, y se dedican a hacer picardías, vagabundean, y, en ocasiones, pueden realizar faltas o delitos menores. A veces, suele calificarse de granujas, a los niños pequeños que realizan alguna inocente travesura; o a los cachorritos de algunas especies de animales, que realizan fechorías, típicas de su energía vital.

En general, se asocia este concepto, a quienes son pícaros, bribones, pillos, astutos y embusteros. En algunos casos, puede resultar un calificativo simpático, pero, en otras, peyorativo.

Ejemplos de uso: “Mi niño de tres años, es un granuja, se sube trepando al armario, y se come los dulces”, “Mi perrito es un granuja, que cuando no lo miro, aprovecha para destrozar mis zapatos”, “Un grupo de granujas se divierte, tocando el timbre en las casas del vecindario, y luego salen corriendo”, “Las cárceles están llenas de granujas, que eligieron hacer dinero fácil en lugar de conseguir un trabajo honesto”, “El dueño del comercio es un granuja; vende las cosas con fallas, pero las esconde muy bien, para engañar a la desprevenida clientela”, “Estoy cansado de mantener al granuja de mi hijo, que ni estudia ni trabaja, y se la pasa paseando con sus amigos” o “Cuando comprendí que mi novio era un granuja, que se veía secretamente con otras mujeres, rompí mi relación con él”.

En el Cine, la película cómica, estadounidense, ambientada en Chicago, “The Blues Brothers”, se conoce en España como “The Blues Brothers: Granujas a todo ritmo” y en Hispanoamérica, como “Los hermanos caradura”. Se estrenó en el año 1980, bajo la dirección de John Landis.

En Literatura “Un granuja en mi cama” es el libro 5, de la serie “Escuela de Señoritas” de Sabrina Jeffries. Trata de una mujer que es profesora de la Escuela de Señoritas, y se involucra en tratar de demostrar que su padre no ha sido culpable de una mala praxis mientras ejerció como médico. En su trabajo conoce a Anthony, un Vizconde lujurioso, que intenta ganar la custodia de su sobrina, y que ayudará a la mujer a probar la inocencia de su padre.