Concepto de cáustico

La palabra cáustico es un adjetivo que se originó en el vocablo griego καυστικός (léase kaustikós) término derivado de verbo καίειν (kaíein) que se traduce como “quemar”. El latín lo tomó como “caustĭcus”, y así llegó al español.

Una sustancia cáustica es aquella que tiene la capacidad de quemar los tejidos vivos y, por ende, corroerlos o matarlos. Estas sustancias, cuyo poder destructivo es proporcional a su grado de ionización, considerándose, además, altamente corrosivas, las que posean pH ≤ 2 ó ≥ 11, pueden ser, entre otras, álcalis, ácidos, y también productos que posean acción oxidante. Ingerir un cáustico, situación poco común que puede producirse por accidente, al confundir un líquido con otro, por intento de suicidio u homicidio, puede ocasionar lesiones de tal gravedad que pueden matar a la persona o animal afectado. Más frecuente es el contacto del cáustico con la piel, cuando se lo está manipulando en el hogar o en las fábricas, aunque en este caso, los trabajadores están obligados a cumplir con normas de higiene y salubridad. Otro modo de intoxicación común con cáusticos, es por inhalación de sus vapores.

Entre las sustancias cáusticas podemos nombrar al ácido fluorhídrico, solución incolora de fluoruro de hidrógeno y agua, de uso industrial, por ejemplo, para hacer criollita (mineral integrado por fluoruro de aluminio y sodio) o en petroquímica, como catalizador, que en contacto con la piel o mucosas, las quema.

Un hidróxido cáustico muy conocido, es la soda cáustica o hidrato de sodio, que se usa para producir detergentes, jabón, destacar cañerías, fabricar papel, productos limpiadores y derivados del petróleo, explosivos, realizar blanqueados, etcétera. Se emplea sólido, en cuyo caso tiene una apariencia cristalina, de color blanco e inoloro; o se hace una solución al 50 %.

Otra sustancia cáustica de uso industrial es la potasa cáustica o hidróxido de potasio, precursor en la fabricación de jabones.

En Óptica, se usa la calificación de cáustica, por ejemplo, para designar a la envolvente que se produce cuando una superficie curva refleja o refracta rayos lumínicos. En este caso, tratándose de la luz solar, puede producir quemaduras.

Los medicamentos cáusticos, producen una escara en los tejidos sobre los que actúa, a los que desorganiza, usándose por ejemplo, para evitar que se extiendan las gangrenas o para cauterizar las mordeduras venenosas.
Por extensión, y en sentido figurado, se dice de algunos comentarios o expresiones, que son cáusticos, cuando son hirientes y hechos con mala intención: “No te bases en habladurías cáusticas para terminar tu relación amorosa, hay mucha gente tóxica, y tal vez sean todas mentiras”.

Buscar otro concepto