Concepto de tela

La palabra tela es un sustantivo que se originó en idéntico término latino. Se derivó a su vez del verbo latino “texere” en el sentido de tejer en el telar.

La tela es un material de formato laminar, bastante resistente y flexible, que se obtiene del entrelazado de hilos de diversos tipos (naturales, como algodón, lino, seda, lana, etcétera; o sintéticas). Con las telas se confeccionan ropas de vestir, indumentarias de trabajo, ropa de cama, repasadores, cortinas, etcétera. La industria que se dedica a la fabricación de telas recibe el nombre de industria textil.

El uso de telas para cubrir el cuerpo nos remonta al período Neolítico. Primero se usaron para protegerse de los cambios climáticos, pero luego pasó a ser un artículo al que se le otorgó variados diseños para servir además de adorno personal, y dar lugar a la industria de la moda. Las telas más caras y suntuosas como las sedas, se convirtieron un preciado bien del que solo podía disponer la nobleza.

En Biología, se denomina tela al fino tejido que recubre a los órganos de los seres vivos, por ejemplo la fascia es una especie de tela o membrana fibrosa formada por tejido conecto que sirve de envoltorio a los músculos, ligamentos y tendones.

La telaraña es un material fuerte y elástico que construyen las arañas con el fin de atrapar a sus presas. Para ello hilan una secreción propia, que al contacto con el aire se torna sólida, armando una especie de red de fibras de seda.

En pintura, la tela es el soporte de material textil, generalmente lienzo, que se usa para estampar en ella los dibujos y pinturas: “El pintor ha transformado esa tela en un cuadro muy famoso”.

Coloquialmente se le dice tela a los bienes, especialmente al dinero: “Mi primo es muy rico, es incalculable la cantidad de “tela” que tiene”.

En la República de Honduras, existe una ciudad, que fue pionera en ser fundada por los españoles en ese país, ubicada en el departamento de Atlántida, que cuenta con un puerto. Su población es de aproximadamente cien mil habitantes.