Concepto de derviche

La palabra derviche procede del persa “darvish” con el significado de “visitante de puertas”, que también puede traducirse como mendigo, pues con ese término se designaba a los religiosos musulmanes, especialmente si son mendicantes.

Un derviche es un religioso musulmán que integra cofradías místicas o ascéticas, cuyo conjunto de prácticas se denomina sufismo, que aspiran a la perfección moral.

En Irán y Turquía son los religiosos mendicantes, agrupados en diferentes órdenes, que hacen votos de pobreza, y no pueden usar dinero para sus intereses personales. Cada orden o tariga posee tradiciones diferentes. Los más ortodoxos son los Sanusíes. Una orden muy conocida por sus danzas giratorias denominadas Sema, es la Mevleví radicada en Turquía, con centro en Konya.

Los Mevlelevíes constituyeron una orden de gran prestigio, siendo mucho de sus miembros funcionarios prestigiosos del Imperio Otomano. Fue fundada en el siglo XIII, prohibida en Turquía en 1923 y restablecida en 1950. La danza de estos derviches (todos hombres) consiste en giros continuos sobre sí mismos, de derecha a izquierda, extendiendo los brazos, con la palma de la mano derecha abierta hacia arriba y la izquierda hacia abajo, con lo cual quieren representar la búsqueda de la verdad en lo alto, en la espiritualidad, con la mano derecha, para lo cual deben despojarse de sus pasiones mundanas, que es hacia lo que apunta la mano izquierda (a la tierra) mediando entre estos dos universos, el divino y el terrenal. Tambores, laúdes y flautas acompañan la peculiar danza que se extiende por horas. Con esto pretenden lograr, a través de un vacío mental, un éxtasis místico y acercarse a la perfección. Los sufistas en la actualidad son alrededor de cincuenta millones en el mundo.

Los derviches se van despojando en la danza de sus ropajes negros, mientras su ego va muriendo, para emerger su vestuario blanco y puro. Lucen en sus cabezas gorros cónicos, que son símbolo del control emocional.