Concepto de diatriba

La palabra diatriba no se usa con frecuencia en las conversaciones cotidianas; sin embargo, es muy interesante saber su origen, su significado y sus usos, los que pasamos a detallar.

Su origen etimológico está en el griego διατριβή, que puede leerse “diatribe”, y se aplicaba a los diálogos filosóficos que en general generaban polémicas, por su fuerte contenido moral. Este término se integra con el prefijo “dia” que indica “a través”, y el verbo “tribe” que se traduce como “frotar”. Pasó al latín como diatriba, pero según Coromidas antes de llegar al español pasó por el francés “diatribe” y de éste recién pasó a nuestro idioma.

Entre los griegos, las diatribas fueron características de cínicos (filósofos que propiciaban la vida simple, sencilla y natural) y estoicos (que pretendían alcanzar la felicidad alejándose de lo mundano). El primero en popularizar como discurso a las diatribas, y que las plasmó por escrito, alcanzando de este modo mayor difusión, fue el cínico Bión de Borístenes que vivió entre los años 325 y 246 antes de la era cristiana. Este filósofo empleó la ironía para burlarse de los hombres y sus debilidades. De allí nace la idea de la diatriba como discurso agraviante y sarcástico.

De diatriba es como se califica actualmente a un discurso cuando su propósito es atacar o censurar a algo o alguien. Por lo tanto, una diatriba tiene un contenido violento y en la mayoría de los casos esas acusaciones son falsas o injuriosas.

Un ejemplo del empleo de diatribas fue las que usó Cicerón (106 a. C - 43 a. C) orador y político de Roma contra el político Catilina que conspiró contra la República romana. Su obra se llamó “Las Catilinarias” y estos cuatro discursos de alto contenido crítico fueron expuestos entre los meses de noviembre y diciembre del 63 antes de Cristo.
Pero las diatribas no se quedaron en la antigüedad, sino que persistieron a lo largo de la historia, y actualmente son muy comunes especialmente en el ámbito de la política. Recordemos al presidente venezolano Raúl Chávez y sus diatribas contra “El imperio” por nombrar solo un ejemplo.

En Literatura, el escritor colombiano Gabriel García Márquez escribió la pieza teatral "Diatriba de amor contra un hombre sentado". Se trata de las críticas de una mujer a su marido al cumplirse sus 25 años de matrimonio, que ve morirse el amor y la relación de pareja, que se ha convertido en costumbre.