Concepto de horario

Horario, nacido del latín “horarius” es un concepto relativo a las horas, vocablo que fue tomado de igual término latino, el que a su vez se derivó del griego ὥρα usado para designar un límite o espacio temporal. Las diosas griegas Horai eran las que reinaban en las estaciones, cada una en la propia. La división del tiempo en horas de sesenta minutos cada una es una herencia árabe ya que los romanos consideraban a las horas divididas en diurnas y nocturnas y no necesariamente cada una era de sesenta minutos. Los relojes han sido un diseño humano destinado a medir el tiempo con diversos fines: sincronizar actividades, establecer cuánto tiempo transcurrió, establecer límites a tareas y acciones, y en general ubicarse temporalmente.

En su uso más extendido, cuando se habla de horario es para hacer alusión al tiempo medido en horas, minutos y segundos en que se desarrollan actividades o suceden los fenómenos, por ejemplo: “Mi horario de trabajo es de 8 a 15 horas”, “Merendamos en mi casa entre las 17 y las 18 horas”, “La lluvia se desató en el horario nocturno durante una tres horas” o “El horario en que sale el sol difiere de acuerdo a las estaciones”.

Un horario es también un registro de actividades donde se sistematizan por horas las actividades planeadas. Puede ser hecho en cualquier soporte, real o virtual y sirve para organizarse: “Me hice un horario de mis rutinas diarias así las tengo más presentes y no las olvido”. Son muy comunes en los colegios donde los alumnos consignan allí las asignaturas correspondientes a cada hora de cada día de la semana.

Cuando no hay horarios fijos para realizar las actividades se dice que el horario es flexible: “Mi trabajo tiene un horario flexible, cuando termino mi actividad cotidiana puedo retirarme o adelantar trabajo para el otro día si deseo”.

Como los horarios son convencionales pueden estar sujetos a cambios como cuando se adelanta la hora en muchos países para aprovechar más plenamente la luz del sol.

En Geografía, se denomina huso horario a las divisiones de nuestro planeta en veinticuatro áreas (doce al este y doce al oeste del meridiano 0º o de Greenwich) con formato de huso de hilar, siendo semicírculos que unen los polos terrestres, coincidentes con las horas cronológicas de un día. La medida de longitud de cada meridiano es de 15 grados.