Concepto de portentoso

Portentoso es un adjetivo que se originó en el vocablo latino “portentosus”, que alude a aquello que es diferente, raro, extraño, y que por ello provoca admiración, sorpresa, terror, asombro, según el caso, aplicándose a aquello que en general, es de grandes dimensiones o de cualidades extraordinarias.

Ejemplos de uso: “Era un portentoso edificio de más de veinte pisos, el que sucumbió tras el terremoto”, “Es muy portentosa esta máquina, sus dimensiones hacen que no quepa en la habitación”, “Es un portentoso jugador de fútbol, de habilidades fuera de lo común”, “Pronunció un portentoso discurso que impresionó a toda la audiencia por su dureza y elocuencia”, “Los perros tienen un olfato portentoso, y por eso son usados para encontrar gente desaparecida o drogas” o “Mis aspiraciones son portentosas, tengo que dominar un poco mi ambición, pues me estoy fijando objetivos inalcanzables”.

En Zoología: La cucaracha gigante de Madagascar

Este insecto, originario de Madagascar, en la costa de África, es asombroso en su especie por su tamaño, ya que puede alcanzar un largo de hasta unos ocho centímetros, siendo el lugar preferido para habitar, los troncos putrefactos. Carece de alas, por lo que no vuela, pero trepa con rapidez. Se han vuelto populares en las películas de Hollywood. Su nombre científico es Gromphadorhina portentosa.

En Literatura

“La Portentosa Vida de la Muerte” es un libro de Joaquín Bolaños, monje franciscano, que lo escribió en el año 1792, donde usa la ironía y el sarcasmo para hablar de un tema tan trascedente como la muerte, a la que llama “emperatriz de los sepulcros”. La obra posee fines didácticos y de adoctrinamiento, para luchar contra el laicismo y trata de acercar a la gente a la vida religiosa.

En el Cine

“La portentosa vida del Padre Vicente” es una película española del año 1978, que dirigió Carlos Mira. Fue censurada en Valencia por atacar el honor del pueblo de este pueblo y al líder religioso y predicador que difundió el Evangelio por Europa occidental. El argumento se ubica en el siglo XIV en la época de la Reconquista y trata de la vida del monje Vicente Ferrer y su lucha contra las tentaciones humanas, la brujería y el paganismo.