Concepto de cursiva

La palabra cursiva se integra de los siguientes términos de origen latino: “cursus” en el sentido de curso, carrera o continuidad y el sufijo de relación “iva”.

Se aplica en Tipografía para designar el modo de escribir, donde las letras que conforman una palabra están unidas o encadenadas y con cierta inclinación, siendo esta última característica la que define a la cursiva mecánica, por ejemplo cuando se escribe en un ordenador. En este caso no suele usarse para escritos formales pero sí para aquellos que deseen transmitir elegancia, como por ejemplo una invitación a un evento.

Escribir manualmente con letra cursiva es más veloz que hacerlo con imprenta, pero su aprendizaje en general suele hacerse tradicionalmente luego de dominar la escritura en imprenta, alrededor del segundo año de la educación formal, cuando el niño tiene siete años de edad aproximadamente. En la actualidad incluso se cuestiona la obligatoriedad de su uso escolar, ya que el educando actual está más acostumbrado a leer en imprenta tanto en los textos impresos en papel como en los que aparecen en los ordenadores. En el método Montessori, por el contrario se privilegia la escritura en cursiva, pues sostienen que se despierta de modo más natural en el niño que la imprenta, ya que las palabras y con ello los conceptos a los que aluden, están integradas en un todo.

Muchos educandos presentan problemas serios de caligrafía al dibujar las letras cursivas que deben corregirse lo más rápido posible para que escribir disortográficamente no se transforme en un mal hábito que les traerá consecuencias serias, ya que se escribe para transmitir conocimientos, mensajes, ideas, etcétera y si no se entiende lo que el emisor escribió, el receptor en realidad no recibirá ningún contenido. Aprender a tomar el lápiz o el bolígrafo es fundamental para tener una letra cursiva clara. Entre las letras cursivas se diferencian las minúsculas y las mayúsculas, un poco más grandes y de trazos más destacados, usadas al comenzar oraciones y para sustantivos propios.

A nivel secundario y superior es de libre elección si el estudiante escribe en forma cursiva o en letra de imprenta.