Concepto de bancal

Un bancal, palabra que tal vez proceda del árabe hispánico, “manqála”, es una construcción humana, que permite el cultivo aterrazado, sostenido con una pared o talud, en zonas accidentadas, con fuerte declive, que no sobrepase el 45 %, al rellenarse el terreno y quedar horizontal, aprovechando ese espacio, que sin esa obra, no podría ser productivo, lo que resulta necesario en lugares con pocas tierras aptas para la agricultura y la expansión demográfica.

El abancalado puede hacerse por taludes herbáceos; o por escalonamiento, lo que se utiliza en las zonas montañosas, donde se crean peldaños irregulares; o ser circulares, donde se construyen, en las colinas, con mampostería, muros en formato de semicírculo.

El origen de los bancales puede ubicarse en el Perú precolombino, donde los incas empleaban el sistema de terrazas para cultivar en las laderas de las montañas, ya que solo contaban para sus plantaciones, con valles muy estrechos. Son conocidos todavía en esa región, como andenes, empleados por el Estado Huari, desde el siglo VI. Los muros de piedra y el relleno de los escalones, fue mejorado por los incas, en el siglo XV, usando también, adicionalmente, para contener la erosión montañosa. Los de Andamarco, los del valle del Colca, y los del Valle Sagrado de los Incas, son dignos de mencionar.

Fueron muy usados en España, especialmente a fines de la edad moderna y comienzos de la Edad Contemporánea, en la Comunidad Valenciana y en la Región de Murcia, aunque actualmente muchos se han abandonado. En la isla de Mallorca, con relieve en desnivel, especialmente, al noroeste, en la Sierra de Tramuntana, había muchos, pero han disminuido, al no practicarse en la actualidad, la agricultura tradicional. En las Islas Canarias, se han colocado rocas de piedras volcánicas, en capas, para formar paredes, constituyendo lo que denominan “cadenas” que van desde las zonas de mayor altura, donde predomina el cultivo de cereales, hasta las costas, donde hay cultivos tropicales.

En Asia, los bancales aterrazados, son habituales en China, Japón, Indonesia y Vietnam, para el cultivo de arroz, lo que conforma, además, una gran atracción turística.

Se usa también esta denominación para los espacios rectangulares de tierra donde se plantan legumbres y árboles frutales.

En jardines, balcones y terrazas, se usan bancales elevados, de aproximadamente 1,20 m. de altura, de madera o chapa, con base de tejido de alambre, rellenos con tierra con un sustrato rico en sustancias orgánicas .Los que se hacen de cemento no permiten moverlos. Permiten no tener que inclinarse para el cultivo.

Otra acepción es para referirse a la arena que se acumula en la orilla del mar por la acción del viento.

En Botánica, el bancal, es un árbol, típico de Filipinas, de madera muy resistente.

Buscar otro concepto