Concepto de claraboya

La palabra claraboya, está integrada por dos términos latinos: “clarus” en el sentido de “luminoso”, y “via” que alude a un “camino: El francés, creó la expresión “claire-voie”, que se traduce como “vía clara”, y de este idioma, fue tomado por el español.

Las claraboyas, en arquitectura y construcción, son aquellas aberturas, conocidas también como tragaluces, que se colocan en las partes altas de las construcciones o en los techos, que no tienen construcciones encima, para que pueda a través de ellas, entrar la luz en las habitaciones, pues son de vidrio u otro material transparente. Son colocadas en aquellos cuartos, donde las paredes laterales no dan a un espacio abierto, y por ende, no permiten colocar ventanas. Son muy frecuentes en cuartos de baño, pasillos internos y cocinas, que quedan encerradas entre otras habitaciones, y donde es necesario proporcionar luz y ventilación. Algunas son fijas, y otras permiten su apertura, ya sea manual o electrónica. La forma es variable, pudiendo se cuadradas, rectangulares o circulares. Se componen, básicamente de un zócalo, metálico o hecho e materiales sintéticos, que se sujeta en el techo, y una cubierta, que se apoya en el zócalo, recomendándose que tengan formato piramidal o esférico, para cumplir mejor su función. Pueden colocarse cortinas, si se necesita en algún momento, bloquear el paso de la luz.

La luz, al estar en un lugar alto, suele ser abundante, pero la ventilación, no lo es tanto, salvo que puedan abrirse. Además, no suelen ser muy grandes, pues existe el peligro de que amigos de lo ajeno puedan ingresar a la vivienda o comercio por ese lugar, rompiendo el vidrio. Por este motivo, muchos les colocan, rejas de protección.

También son puestas, en aquellos lugares, como livings, comedores y cocinas, aun cuando cuenten con ventanas, para agregar luz natural y una vista al exterior, pudiendo percibir el cielo desde adentro de una casa, aunque, en verano, al recibir los rayos de sol en forma directa, puede acrecentar el calor interior, y aumentar el uso de sistemas de refrigeración.

Los lumiductos han venido a reemplazar a las claraboyas, siendo tubos de aluminio, cuyo interior está tapizado con espejos reflectantes, con cristales de sodio y potasio, capaces de captar en su interior la luz natural del sol, y usando un difusor, luego, la transmiten al interior de habitáculo. Como la limpieza de las claraboyas es difícil, por estar a altura, los lumiductos presentan la enorme ventaja de ser auto-limpiantes.

En Literatura, “Claraboya”, es un libro del escritor portugués, José Saramago, publicado en 2011. Está ambientado en la primavera de Lisboa del año 1952, en donde desarrollan su vida, en un humilde edificio de apartamentos, un grupo de personas con sus historias cotidianas.

Buscar otro concepto