Concepto de molienda

La palabra molienda procede etimológicamente del vocablo latino “molenda”, a su vez surgido a partir del verbo “molere”, que indica la acción de moler, siendo la molienda el conjunto de cosas destinadas a ser molidas, especialmente referidas a productos agrícolas, como cereales, uvas, café o caña de azúcar, para convertirlos en polvo, con partículas que no superen 1" o 2.54 cm; o extraer el jugo, según el caso. La época en que se efectúa, se conoce como temporada de molienda.

Se utilizan medios mecánicos, para hacer la molienda, con maquinarias especiales, que van dividiendo la materia a tratar hasta llegar al tamaño que se desea, ya sea por impacto, corte o compresión.

Cada sustancia requiere un modo específico, por ejemplo, en la uva, se hace por estrujado, lastimando la piel lo menos posible, y hay que evitar moler las semillas, que le darían mal sabor al vino.

La molienda de minerales se efectúa por choque, desgaste o aplastamiento, separando los minerales valiosos de la ganga; usándose molinos de barra, que operan en general en la molienda primaria; y los de bola, que pueden emplearse en las moliendas primarias o secundarias. Las bolas de diámetros más grande, se aprovechan mejor en partículas más voluminosas; en las pequeñas, conviene usar bolas más chicas. tanto los molinos de barra como los de bola, deben respetar el volumen de carga, y no trabajar llenos.

Las moliendas pueden ser:

1. Secas, requiriéndose mayor potencia; usada por ejemplo para hacer cemento, alimentos balanceados, o harinas. En el caso del arroz, la molienda se hace en una serie de pasos, que son: el secado, la limpieza en mesas cribadoras, el retiro de la cáscara, el decorticado, el pulido y el clasificado

2. Húmedas, cuando se preparan los minerales para concentración. En otros casos, la molienda húmeda, se usa, por ejemplo, en el maíz, al que primero se limpia de impurezas, para luego macerarlo en agua a una temperatura de 50º C, durante unas 40 horas en tanques de acero inoxidable. Luego, los granos se trituran, para pasarlos luego por hidrociclones, separando el germen, que se usa para fabricar aceite; mientras que el gluten, la fibra y el almidón pasan a la molienda fina.