Concepto de Sociedad

Es la agrupación de personas (al menos dos) que se unen en vistas a objetivos comunes. Así reconocemos sociedades formadas por familias, que a su vez se agrupan en unidades mayores, conformando pueblos o naciones. No todo grupo de personas implica la existencia de sociedad. Ésta existe interactuar en vistas a proyectos comunes. Por ejemplo, las personas que comparten un transporte público de pasajeros no forman una sociedad de viaje, ya que tal vez ni siquiera se conozcan, o sabiendo quienes son no posean intereses comunes, que los lleve a unir sus destinos para un fin específico.

Para el derecho, se exige que esta agrupación de personas posea un fin valuable en dinero, y hayan celebrado un acuerdo de voluntades (contrato) para compartir las ganancias y pérdidas de su accionar, en vistas a los aportes efectuados. Estas son sociedades civiles, por ejemplo, el matrimonio, que nace del contrato matrimonial, donde se originará la sociedad conyugal, cuyo patrimonio será ganancial (mitad de cada cónyuge). Pero también se distinguen las sociedades comerciales, donde los miembros realizan actos de comercios, y deben elegir para constituirlas uno de los tipos previstos por la ley (Sociedades Anónimas, Sociedad Colectiva, en Comandita por Acciones, Sociedad de Responsabilidad Limitada, etcétera).

El hombre es un ser social por naturaleza. Desde que nace, establece un estrecho vínculo con su madre, de la cual se alimenta, como la mayoría del reino animal, pero además, necesita de sus cuidados, o a falta de ella, de otros miembros de la especie, pues no puede subsistir por sí solo. No puede caminar, ni hallar su alimento por sí mismo, ya que ni siquiera puede desplazarse. Ya adulto, necesita de otros para avanzar en sus proyectos vitales, ya que el complejo entramado de sus necesidades vitales, le obliga a depender de los demás para conseguir su educación, vestimenta, muebles, tecnología, esparcimiento, etcétera, además de su necesidad afectiva y de comunicación. Esta necesidad vital, lo hace integrar sociedades humanas, que poseen una determinada cultura (costumbres, lengua, historia, religión, etcétera) que impondrán al individuo un proceso de socialización espontánea y sistemática, a través de las escuelas, para integrarse a ella y lograr dentro del conjunto, su propio desarrollo personal.

Los fenómenos sociales, son estudiados por la sociología. Por extensión, se aplica el concepto de sociedad a las agrupaciones de animales, cuyas conductas son estudiadas por la etología social, que también incluye el comportamiento humano dentro del reino animal. Las llamadas sociedades animales, son en realidad atípicas, ya que su reunión es instintiva, y no realizan fines culturales.

Como para elaborar un concepto debemos extraer las características esenciales que nos permitan diferenciar la sociedad de otras agrupaciones, podemos afirmar que es un grupo de personas, unidas por lazos de intereses, que estructuran su vida individual, en algún aspecto (si constituyeron la sociedad para un fin específico, como por ejemplo un emprendimiento comercial) o en todos ellos, cuando integran una nación, pues reciben del resto de los integrantes del cuerpo social, una gran influencia, que determinará sus conductas en numerosas ocasiones (Estará obligado a asistir a una institución escolar, conseguir trabajo para alimentar a su familia, comportarse de determinada manera para impedir el rechazo social, entre otras conductas). El determinismo social, pensamiento elaborado por Hobbes, llega al extremo de afirmar que la sociedad debe limitar totalmente al individuo en su libertad, pues al ser malo por naturaleza, podría ocasionar daño a sus semejantes, por lo tanto, las leyes deben encauzar esas conductas, no dejándolo obrar de acuerdo a su voluntad.