General Archive

entorpecer

Entorpecer es un verbo irregular de segunda conjugación, que alude a la acción de volver torpe (del latín “turpis” en el sentido de volver inservible) una cosa, especialmente inmaterial, y referida a los proyectos o actividades. El agente entorpecedor puede ser natural, lo que siempre resulta accidental; o humano, que puede haber tenido, o no,

agregado

Agregado es el participio del verbo agregar, del latín “aggregare”, que se derivó de “gregis” término que se usaba para designar un rebaño. La acción de agregar es la de juntar, o añadir, colocando más elementos o sustancias a otra cosa existente. Agregado es lo nuevo que se incorpora y también el resultado de la

agolpar

Agolpar es un verbo regular, pronominal, transitivo y de primera conjugación, que procede del antiguo “golpar”. Se integra por el prefijo latino, “ad” (hacia), el sustantivo golpe, del latín “colpus” y el sufijo “ar” formador de infinitivos verbales. Agolpar, es la acción de juntar de golpe, o sea, de modo rápido, cosas, sentimientos, ideas o

agente

La palabra agente, procede del latín “agentis”, a su vez, participio del verbo “agere”, que se traduce como “hacer”. Es por ello, que se denomina agente a todo aquel (objeto natural o persona) que realiza una acción o tiene aptitud para realizarla, produciendo determinadas consecuencias; pudiendo realizar la actividad por su propia cuenta, o aplicarse,

aglutinar

Aglutinar, es un verbo, regular, pronominal, y de primera conjugación, que nos llegó desde el latín “agglutināre”, que denota la acción de unir dos o más cosas, cohesionándolas. Puede aplicarse también a sujetos, a sentimientos o a ideas, cuando se logra juntarlos o amalgamarlos, en un todo armónico. Se usa en varios ámbitos: En pintura,

aditivo

La palabra aditivo, nos remonta, buscando su origen, al latín “additīvus” haciendo referencia a aquello que puede añadirse, sumarse o agregarse, de modo necesario u opcional. Se usa en varios ámbitos: En Matemática, y, específicamente, en los polinomios, es el término que se encuentra precedido por el signo (+) más. En los números, su inverso

acuidad

La palabra acuidad, tuvo origen en el latín “acuĭtātis” y es sinónimo de agudeza, que es la facilidad que se tiene, para hacer, sentir o captar algún conocimiento o sensación; o para que algo se manifieste en forma excesiva. Se refiere a la intensidad de aquello a lo que se alude. Puede hablarse de acuidad,

detestable

Detestable, es un adjetivo que procede del latín “detestabilis”, que califica a todo aquello que merece rechazo, por ser nocivo, malo, perjudicial, infame, censurable, reprobable o despreciable, entre otros atributos negativos. Puede aplicarse a todo tipo de cosas, materiales o inmateriales o a sujetos; pudiendo tener un alto componente subjetivo; salvo que, por el grado

escueto

Escueto es un adjetivo, cuyo origen etimológico resulta incierto, y califica a todo aquello que es simple, sin adornos, ni nada de abundancia. En lo escueto está lo estrictamente necesario, ahorrando todo tipo de detalles y subterfugios. Es sinónimo de lacónico y parco. En un discurso, narración, descripción o expresión oral o escrita cualquiera, se

inconveniente

Del latín “inconvenientis”, lo inconveniente es la negación o privación, de lo conveniente, adecuado o correcto. Puede usarse como calificativo negativo, con respecto a aquello que es inoportuno. Es posible que lo inconveniente, no sea malo en sí mismo, pero no se adecua a las particulares circunstancias; por ejemplo: “Sus palabras llenas de optimismo, fueron