Concepto de ADN

La sigla ADN es la abreviatura de ácido desoxirribonucleico, ácido responsable de transmitir la información genética celular. En 1868, el suizo Friedrich Miescher, lo halló por primera vez, analizando vendajes quirúrgicos infectados, y descubriéndolo como nucleína, en las células del pus, contenidas en sus núcleos. En 1943, Oswald Avery, complementó la experimentación, junto a Maclyn McCarty, estableciendo que son los elementos que estructuran a genes y cromosomas, y en 1955 fue sintetizado por Arthur Kornberg quien logró obtener un ADN sintético exactamente igual al natural, usando la bacteria conocida como Escherichia coli.

Es químicamente un polinucleótido, conformado por nucleótidos (unidades menores) constituido por tres sustancias: ácido fosfórico, la desoxirribosa (azúcar) y una base nitrogenada cílica (adenina, guanina, citosina y timina). Alrededor de un único eje imaginario la molécula de ADN describe dos cadenas helicoidales enlazadas, y de sentido opuesto, unidas por las bases por puentes de hidrógeno. Esta cadena de doble hélice fue descripta en el año 1953, por James Watson y Francis Crick. El apareamiento es estricto: Por medio de dos puentes de hidrógeno la adenina se une con la timina y viceversa, y la guanina con la citosina y viceversa, utilizando en este caso, los puentes de hidrógeno en número de tres.

Lo hallamos en los cromosomas y dentro de algunos orgánulos como mitocondrias y cloroplastos. También están en algunos virus. Posee elevado peso molecular. En los organismos simples se halla en el citoplasma, mientras que en los organismos pluricelulares se aloja en el núcleo de la célula.

La característica principal del ADN es su autoduplicación, proceso que se inicia, cuando se desdobla la doble cadena, donde cada una dará origen a una cadena complementaria. Las células hijas contendrán su misma información genética.

El ADN tiene su propio día conmemorativo que le fue asignado, dada su importancia, por la comunidad científica, habiéndose elegido el 25 de abril, fecha en que fue descubierta su estructura, en el año 1953.

A partir de este descubrimiento, la Biología se diversificó en nuevas ramas como la Biología molecular y la Genética molecular, evolucionando también la Ingeniería genética y la Biotecnología.

Los estudios de ADN permiten conocer a cada individuo de la especie en su particularidad, sabiendo por ejemplo, qué alimentos le son favorables, siendo sumamente probable que en pocos años, la dieta de cada uno sea personal. Además, predicen la posibilidad de qué enfermedades están latentes en cada organismo.

El análisis de ADN resulta además, clave para asignar a alguien la paternidad en juicios filiatorios, y es un elemento muy eficaz para probar la responsabilidad criminal si se hallan pruebas que contengan ADN del autor.