Concepto de maduro

Si buscamos la etimología del adjetivo maduro, la hallamos en el latín “maturus”, que es aquello que ha alcanzado su completo desarrollo.

Puede aplicarse a los frutos. Están maduros cuando han alcanzado el punto justo para ser consumidos. A su vez los frutos proceden del ovario de las flores, que surgen cuando ellos se desarrollan y maduran. El fruto contiene las semillas, y ellas también maduras. Una de las funciones del fruto es proteger a las semillas para que cuando estén maduras, puedan diseminarse y surjan otros individuos de la misma especie.

La madurez de la fruta tiene diversos grados y es muy importante reconocer cuál es el punto justo para su consumo. Muchas veces los frutos se recolectan verdes, para que duren más tiempo, pero no conviene consumirlos así, ni forzar su maduración en cámaras, sino esperar que se produzca el proceso de modo natural. Consumir frutas que no están maduras puede resultar indigesto, además de ser poco sabrosas. Si están demasiado maduras se verán blandas y con manchas.

Una persona madura es aquella, que, sin ser anciana, ya ha crecido y tiene experiencia en la vida. Como la madurez biológica no siempre coincide con la mental, también se aplica a los niños y jóvenes que actúan y piensan de modo sensato y prudente: “El hombre, tiene unos 40 años, ya está bastante maduro para hacer esas cosas de niño”, “El hijo de mi primo es muy maduro para su edad, argumenta como si fuera un adulto” o “No trates de madurar tan rápido, te perderás de esta época relajada y sin obligaciones”.

Los procesos biológicos y psicológicos, también tienen un proceso de maduración individual, que en general se produce en determinados períodos. Por ejemplo, un niño está maduro para caminar alrededor del año de vida, y está maduro para realizar procesos mentales de abstracción luego de los 12 años.

Por otra parte, Nicolás Maduro es el cuestionado presidente de la República Bolivariana de Venezuela desde el año 2013.