Concepto de soberanía

Surgido este concepto en La Edad Media y fortalecido en la Edad Moderna, durante la vigencia del sistema político absolutista, fue definido por Jean Bodin, defensor del poder absoluto del monarca o soberano, con el único límite del derecho natural, del derecho divino y del bien común, en cuyos únicos casos puede no ser respetado por sus súbditos, como el poder perpetuo y absoluto de un estado, que obviamente le correspondía al gobernante.

Implica entonces, soberanía, poder tomar decisiones sin ingerencias extrañas, y este concepto llega hasta nosotros con algunas variantes, impuestas desde el iluminismo que inspiró a la Revolución Francesa. Luego de estas ideas del siglo XVIII, el depositario de la soberanía es el pueblo, que delega el ejercicio de algunos de sus derechos, en los gobernantes por él elegido, pero la potestad soberana la sigue conservando.

La soberanía es uno de los elementos que necesita un estado para imponer sus leyes dentro de su territorio, a sus habitantes, para poder establecer la relación de poder que significa la existencia de alguien que manda y alguien que obedece, para lo cual se necesita legitimidad, que es la conciencia colectiva de aceptar a quien manda como autoridad legítima. Cuando el gobernante no puede imponer sus propias decisiones pues éstas están condicionadas por voluntades externas a sus propias convicciones, se dice que un estado carece de soberanía. Los países deudores del FMI carecieron mucho tiempo de soberanía pues debieron implementar, no las políticas que ellos consideraban convenientes, sino las que este organismo les exigía. Esta es la soberanía interna.

Además de la soberanía interna, existe la soberanía externa, que es la facultad de un estado de convocar a sus ciudadanos a armarse en defensa de la patria, ante un peligro exterior.

La soberanía alimentaria, surgió en el año 1996 en el seno de la Cumbre Mundial para la Alimentación, como el derecho de los pueblos a sostener su mercado interno, sus productos locales, frente a la amenaza competitiva del ingreso de productos de países exportadores, en vistas a sus propios planes de progreso, y desarrollo sustentable.