Concepto de mercadotecnia

Etimología

La palabra mercadotecnia, equivalente a la vos inglesa "marketing", surge de la unión del término mercado, del latín "mercatus" y técnica, del griego "teknia".

¿Qué es la mercadotecnia?

Es la técnica de administrar los mercados, entendidos como la venta o el intercambio de productos para la satisfacción de las necesidades humanas.

Origen

Lo que genera la aparición de la mercadotecnia es la existencia de necesidades insatisfechas, que requieren de bienes tangibles e intangibles para saciarlas. Estos productos que satisfacen las necesidades, entrar en el mercado de compra venta de mercaderías, en competencia con otros, lo que requiere un plan de acción estratégico, objeto de estudio de la mercadotecnia, para poder posicionarse como un producto elegido por la clientela, ya sea por su precio, por su calidad, por sus servicio de post venta, por la atención al público, o por todas estas características en su conjunto.

Funciones

La mercadotecnia tiende a anticipar los requerimientos de la sociedad, a fijarles un precio competitivo, a diseñar estrategias publicitarias, a orientar la demanda hacia el producto de la empresa, y en fin, satisfacer la demanda con eficacia, a cambio de una adecuada rentabilidad.

Son pocas las empresas exitosas. Hamel y Prahalad publicaron un libro llamado “Compitiendo por el futuro” donde realizaron la similitud entre el mercado y una carretera. En esa carretera hay empresas de vanguardia (que van cambiando) que conducen el mercado, y otras que se dejan conducir, y que son la mayoría. También están las víctimas de la carretera, que son las que no pudieron adaptarse al modelo. La mercadotecnia se ocupa de evitar quedar desplazados de esa carretera. Mirar las debilidades y fortalezas de la empresa, ayudará a encontrar el camino del éxito.

Tipos

Puede hablarse de mercadotecnia masiva, cuando va dirigida a todo el conjunto poblacional, usando los medios de comunicación masivos. Esta fue la primera forma utilizada, especialmente en la década de 1950. Una década más tarde, el enfoque se orienta más hacia grupos, y se denomina mercadotecnia de segmentos. En 1980, la crisis lleva a la aparición de la mercadotecnia de nichos, donde se presentan ciertas necesidades concretas, y a ellas va dirigida; siendo a partir de 1990, la mercadotecnia personalizada, hacia potenciales compradores concretos, la predominante.