Concepto de equipo

Cuando dimos el concepto de grupo, hablamos de individuos cohesionados hacia un fin común, con organización y compromiso. Cuando ese grupo llega a su meta más avanzada de nivel de sistematización solidaridad, cooperación, motivación, organización, y estabilidad, el grupo se transforma en un equipo. Todo equipo es un grupo, pero no todo grupo es un equipo. Está íntimamente ligado el concepto de equipo con los de solidaridad y cooperación.

Si un grupo presenta algunos roces o disputas entre sus miembros, si falla algo en su organización, si sus metas se cuestionan, si el liderazgo es débil o el compromiso insuficiente, aún no se ha consolidado el equipo.

Actualmente, es muy importante el trabajo en equipo, pues la complejidad y desafío del avance industrial, técnico, y cultural en general, hacen imposible que una sola persona pueda desarrollar un proyecto por sí sola, requiriéndose un trabajo colaborativo, para lograr productos competitivos. Los miembros del equipo no compiten ni rivalizan entre sí, pero pueden hacerlo con otras personas, grupos o equipos.

Otra acepción de la palabra equipo es cuando se la emplea para hablar de un conjunto de ropas, para determinada actividad o función, por ejemplo, un equipo deportivo.

Se habla de un equipo de música cuando se reúnen todos los elementos necesarios para producir y disfrutar de la actividad musical.

En definitiva siempre se trata de la reunión de varios elementos, humanos o materiales, profundamente vinculados, hacia el fin propuesto: mejores resultados en los estudios, en el trabajo, en el vestir, en la música, en medicina (equipos médicos) etcétera. Siempre supone la idea de pluralidad, pero vinculados sus elementos de tal modo que conforman una indiferenciación de partes, un todo homogéneo, donde el todo es mucho más que la suma de las partes.