Concepto de análisis

Es la desintegración de un todo en las partes que lo componen, para llegar a conocer sus elementos y /o principios. Ese todo puede ser obra de la naturaleza, como cuando se analiza una planta, o un producto cultural, como cuando se estudian los elementos del sistema comunicacional. La función del análisis es conocer mejor el objeto de estudio. Cuando uno habla de un estudiante analítico, nos referimos a aquel que estudia pormenorizadamente los detalles del tema, objeto de su conocimiento, cuando hablamos de un estudio sintético, es solo poner de relieve los aspectos esenciales del tema, considerándolo como un todo, sin desmenuzarlo.

En el análisis lógico se descomponen las proposiciones para determinar la función de sus diferentes elementos.

El análisis en matemática, constituye una rama de esa ciencia, que se ocupa de estudiar los números, tanto reales como complejos, los vectores y sus diferentes funciones.

El análisis literario, consiste en separar distintos elementos de una obra para examinar su originalidad, argumento, claridad, contexto histórico, objetivo, destinatarios, recursos literarios utilizados, etcétera.

Los análisis clínicos son pruebas de laboratorio que sustentan el diagnóstico médico, donde se evalúan los distintos elementos integrantes por ejemplo de la sangre u orina, para determinar su gravitación en el funcionamiento orgánico total del paciente.

Los análisis pueden ser cuantitativos, donde se evalúan cifras o números. Por ejemplo si analizamos el número total de trabajadores empleados en una fábrica, o el número de maquinarias que utilizan para trabajar. Se usa especialmente en ciencias exactas. Los análisis cualitativos nos proporcionan la explicación de un determinado fenómeno. Se usa más comúnmente en ciencias sociales, aunque no son excluyentes sino más bien complementarios. Si uno desea analizar cualitativamente el problema del hambre en el mundo, deberá contar con cierta información obtenida mediante análisis cuantitativo, como por ejemplo, población total, cantidad de recursos, número de pobres, etcétera.

El análisis se complementa con la síntesis, ya que desintegrado el todo es necesario luego reunirlo, para volver a armarlo, y que cumpla la función asignada.