Concepto de conocimiento

Es la relación existente entre un sujeto cognoscente y un objeto conocido, en donde el primero aprehende el objeto, captando sus determinaciones o características, e incorporándolas en su esfera. El objeto se mantiene intacto, lo que se capta es su imagen, sin modificarlo, alterándose el sujeto, que ha incorporado un nuevo conocimiento. Esto nos lleva a concluir que el conocimiento es la determinación del sujeto por parte del objeto. Es el sujeto el que resulta determinado, pues ahora él ha cambiado, al poseer incorporada en su esfera cognitiva la imagen del objeto.
U/n filósofo del siglo VI a. C, llamado Heráclito negó la posibilidad de conocer pues las cosas están siempre en un continuo fluir.

Los escepticistas, cuyo origen data del siglo IV a.C cuyo exponente principal fue Pirrón de Elis, negaron la posibilidad del conocimiento, pues ese conocimiento consideraron que era siempre cambiante.

Opuestos a los escépticos, los dogmáticos sostuvieron que se puede conocer.

Platón opinaba que se tenía un conocimiento inmediato de las cosas sensibles, que puede engañarnos, y de las realidades superiores, un conocimiento inteligible. Estas realidades son eternas e inmutables.

Sobre el origen del conocimiento, los empiristas sostienen que se conoce por medio de los sentidos. Los racionalistas opinan que si bien el conocimiento se inicia en los sentidos, estos pueden equivocarse, y todo conocimiento auténtico se basa en la razón.

En la Edad Antigua y Media se desarrolló la teoría realista, afirmando que conocemos cosas, que existen fuera del sujeto que conoce, y éste la capta como son. Un representante de esta postura fue Aristóteles.

En la Edad Moderna, el idealismo, opinó que el sujeto no descubre al objeto sino que lo construye, al darle una especial configuración en la conciencia.

Las ciencias tratan de hallar los conocimientos verdaderos, que necesitan ser comprobados.

El conocimiento actualmente es tan vasto, que es imposible la existencia de sabios, que dominen todo el conocimiento acumulado. Éste se transmite de generación en generación, y es acrecentado a través de nuevos descubrimientos. La familia, las instituciones educativas, los clubes, la propia interacción humana, los medios masivos de comunicación difunden los conocimientos que son susceptibles de ser apropiados por todos los seres humanos como un bien universal.