General Archive

agotamiento

Con agotamiento se designa tanto a la acción como al efecto del verbo agotar, que proviene etimológicamente del latín “eguttāre” y alude a que algo ya ha perdido su contenido, se ha vaciado. Ejemplos: “los recursos económicos del país se han agotado, la crisis es inminente”, “los pozos de petróleo se han agotado”, “la explotación

sofisticado

La palabra sofisticado proviene etimológicamente del griego “sophistykós” siendo lo que estaba relacionado con los sofistas, filósofos griegos, surgidos durante el siglo de Pericles (siglo V a C) que dominaban el arte de la oratoria, siendo calificados por Sócrates y sus discípulos como “charlatanes” ya que además de cobrar por sus lecciones, éstas consistían en

acefalía

La palabra acefalía significa literalmente “carente de cabeza, ya que se formó con la unión de dos vocablos griegos: el prefijo negativo “a” y “kephalé” que significa “cabeza”. En Medicina, la única posibilidad de que exista un ser humano sin cabeza es que se trate de un feto, con nulas posibilidades de subsistir en forma

amorfo

La palabra amorfo significa desprovisto de forma o que esta no es determinada. Es una palabra que se originó en el griego, ἄμορφος de donde el prefijo “a” denota carencia y “morfos” se refiere a la forma. La materia es amorfa en estado líquido y gaseoso, pues la forma que toman esas sustancias, es la

investigación

Por investigación se entiende la acción y también el efecto del verbo investigar, que proviene etimológicamente del latín “investigare” que a su vez se integra por el prefijo “in” = “en” y por un derivado de “vestigium” haciendo referencia a la huella que dejan las pisadas en la tierra. Es por ello que una investigación

injusticia

El prefijo “in” es privativo o de negación, implicando la injusticia una ausencia de justicia, o sea de la situación que cada cuál tenga lo que necesite o le corresponda. Lo que es injusto daña el espíritu humano, pues se tiene la sensación que da lo mismo hacer el bien que el mal, que la

inicio

La palabra inicio tuvo su origen etimológico en el latín “initium” palabra integrada por “in” que indica que algo está dentro; y por “ire” con el significado de “ir”. El inicio indica el comienzo de un hecho o un sentimiento, su punto de partida. Existe una expresión latina, “ab initio”, que se traduce como “desde

iniciativa

La palabra iniciativa proviene etimológicamente del latín “initiātus”, palabra integrada por el prefijo “in” = “dentro” o “interno” y por “initium” = “comienzo”. Por ello podemos decir que la iniciativa es un poder o facultad interior que hace que algunas personas inicien proyectos propios o busquen soluciones a problemas de modo autónomo y con decisión

inherente

La palabra inherente procede en su etimología del latín “inharentis” palabra integrada por el prefijo “in” = “dentro” y por el verbo “haerere” = “pegado o unido”. Lo inherente necesita de la existencia de dos o más cosas, materiales o inmateriales, y que se encuentren unidas en forma estrecha o inseparable, para hacer del objeto

ineludible

El prefijo “in” refiere una negación, que en este caso alude a la acción de eludir, verbo derivado en su etimología del latín “eludere” vocablo que a su vez se compone de “ex” que se usa para designar lo que queda afuera o excluido, y por “ludere” que significa ejercitarse, aunque puede tener otras acepciones