General Archive

diseminar

Hallamos en el latín “disseminare” el origen del verbo diseminar. Es un vocablo integrado por el prefijo “dis” que alude a todo aquello que se separa en diferentes direcciones, y por “seminis” que significa “semilla”. De acuerdo a su etimología, diseminar es, entonces, la acción de esparcir semillas al voleo, y en sentido amplio, se

rigidez

La palabra rigidez procede del latín “rigidus” aludiendo a lo que es rígido, duro o tieso; más el sufijo de cualidad “ez”. La rigidez es la cualidad de todo aquello que es inflexible, que no se dobla o tuerce, que está firme, tanto en sentido físico como moral. Ejemplos: “Esta madera es muy rígida, harás

sostener

La palabra sostener nos llega desde el latín “sustinere”, vocablo compuesto por el prefijo “sub” que indica que algo está por debajo y el verbo “tenere” en el sentido de retener algo, sentirse su dueño. Siempre hay dos elementos para que exista la acción de sostener: un sostén o base de apoyo y el objeto

atascar

Es discutible el origen etimológico del verbo atascar, que se compone del prefijo de cercanía o proximidad, “a” más el verbo tascar, tal vez procedente del celta “taskos” con el significado de “estaca”. Atascar es obstruir, impedir, no permitir el paso o flujo de algo o de alguien por medios materiales o inmateriales. Ejemplos del

colapso

Colapso procede en su etimología de “collapsus” participo pasivo del verbo “collābi”, a su vez derivado de “labi” que significa “resbalar”. Un colapso es un resbalón o caída, que trae aparejados impedimentos, contratiempos, pérdidas, daños y ruinas. Puede aplicarse en varios contextos: En Arquitectura Una obra arquitectónica presenta un colapso estructural, cuando no puede cumplir

inferir

El verbo inferir deriva en su etimología del latín “inferre”, palabra integrada por el prefijo de interioridad “in” y por “ferre” que se traduce como “llevar”. Inferir es sacar una conclusión por un proceso racional, llevándose por lo que está contenido en lo precedente. Ejemplos: “Infiero de tus palabras que estás arrepentido de tu proceder,

malograr

La palabra malograr se compone de “mal” y de “lograr” por lo cuál malograr es volver algo malo o perjudicial, frustrando la consecución de su fin, de modo intencional, culposo o por accidente. Ejemplos: “Mi proyecto se vida se ha malogrado por el deceso de mi esposo, que era mi gran amor”, “Has malogrado tu

atorado

La palabra atorado hace referencia a la acción y al efecto del verbo de primera conjugación, atorar, que procede del latín “obturāre”, en el sentido de impedir la circulación, entorpecer, atascar u obstaculizar. Se aplica en varios contextos, por ejemplo: “La cañería se ha atorado con los residuos sólidos que se han arrojado por ella”,

perturbar

La etimología del verbo de primera conjugación, perturbar, nos remite al latín “perturbare”, vocablo integrado por el prefijo “per” que indica una totalidad y “turbare” que puede traducirse como hacer remolinos”. Perturbar es quebrar la calma de algo o de alguien inquietándolo, desordenándolo o desestabilizándolo. El agente perturbador (el que ejerce la acción) y aquello

prender

El verbo prender se originó en el latín “prehendere” vocablo integrado por el prefijo de antelación “prae” y “hendere” que puede traducirse como “tomar” o “agarrar”. Se utiliza en varios contextos: En Derecho se dice que se ha prendido a un delincuente cuando se lo ha capturado, para resguardarlo y colocarlo en prisión ante la