Concepto de leyenda

La leyenda (del latín “legenda” que significa lo que es obligación leer”) es un relato oral o escrito, ficticio o irreal, generalmente de contenido histórico, que presenta elementos sobrenaturales o mágicos donde sus protagonistas son seres humanos, que luego sufren mutaciones. En esto se diferencia del mito, donde los personajes son dioses o héroes.

Se transmiten a través de las generaciones, y pueden sufrir por ello, alteraciones. Muchas veces poseen un contenido moral, siendo los protagonistas premiados o castigados por sus acciones. La historia se desarrolla en un tiempo y lugar específicos, datos que son reales, lo que las hace parte de las tradiciones lugareñas, pero los hechos que allí se desarrollan están teñidos de irrealidad, en mayor o menor grado.

Nacidas con sentido religioso, siendo textos escritos leídos en los templos, compiladas muchas veces, como ocurrió con el Flos sanctorum, o leyenda de los santos, pronto se secularizó, para intentar explicar cualquier tipo de fenómeno que la razón no lograba entender.

Generalmente pretenden explicar el origen de realidades cuya demostración científica no ha sido posible, haciéndolas aparecer como ciertas, aunque son producto de una frondosa imaginación. Por ejemplo la leyenda de la flor del ceibo, que atribuye el color rojo de esas flores, a la sangre de la princesita, india guaraní, de nombre Anahí.

Hay leyendas históricas, míticas, religiosas y etiológicas.

Las leyendas urbanas son actuales, y tratan hacer aparecer fenómenos inusuales de la vida cotidiana con connotaciones sobrenaturales y exageradas, difícilmente creíbles, pero con pretensión de certeza.

Algunos personajes célebres por sus extraordinarias cualidades, de dudosa existencia histórica, son calificados como legendarios.

Las inscripciones que se realizan en monedas o medallas, también se denominan leyendas.