Ciencias Naturales Archive

iracundo

La palabra iracundo tiene su origen en el latín “iracundus” y califica a aquella persona que tiene propensión a sentir y expresar ira, enojo o cólera. Se trata de una emoción, y como tal, se exterioriza. Un iracundo se muestra profundamente alterado, y entre sus signos distintivos que pueden ser uno o varios de ellos

innato

La palabra innato es de origen latino, procede de “innatus”. Se compone del prefijo “in” que indica algo interno y del vocablo “natus” con el significado de “nacido”. Lo innato es todo aquello que trae el ser vivo consigo cuando nace. Ejemplos de uso: “Esa chica tenía una belleza innata, no hacía falta tratar de

hidrocefalia

La palabra hidrocefalia de utilización en el ámbito de la medicina, se integra con dos vocablos de origen griego: “hidro” con el significado de “agua” y “céfalo” = “cabeza”. O sea que en su sentido literal puede decirse que la hidrocefalia consiste en tener agua dentro del cerebro. En realidad tener líquido en esa zona

onicomicosis

La onicomicosis es un neologismo que procede del griego “onykhomycosis”, palabra formada por “onykho” = “uña”, por “myk” = “hongo”, y por el sufijo “osis” que indica un proceso patológico. La onicomicosis o tiña de las uñas, en Dermatología, nombra una infección de las uñas, en manos y sobre todo en pies, producida por hongos.

onírico

Onírico es una palabra que se originó en el idioma griego. Procede de “oneirikos” pudiendo traducirse a nuestro idioma como lo que es relativo al sueño. Se utiliza el término tanto para hacer referencia al contenido de nuestras vivencias durante el período que soñamos mientras estamos dormidos, como, por extensión, a aquellas cosas o situaciones

hipótesis

La palabra hipótesis se originó en el griego ὑπόθεσις de donde pasó al latín como hypothĕsis y su significado es “suposición”. Se integra con “hipo” que alude a lo que está por debajo, y por “thesis” = “proposición”. Una hipótesis es una presunción de verdad que aún no ha sido comprobada, por ello precede a

aliento

La palabra aliento tiene un origen latino. Procede de “alenĭtus”, y puede definirse como el aire que se expulsa al exterior en el acto fisiológico de la respiración. Al ser la respiración una acción necesariamente continua en el reino animal para mantenerse con vida, el aliento es considerado como el sinónimo de la existencia. Así

curiosidad

La curiosidad, originada en el latín “curiositas” es un sustantivo abstracto que se deriva de la cualidad de curioso, que proviene en su etimología del latín “curiosus”, palabra integrada por “cura” con el significado de esmero, interés o cuidado, más el sufijo “osus” que indica abundancia. La curiosidad es un impulso, un deseo que nos

peristáltico

La palabra persitáltico tiene un origen griego. Procede de περισταλτικός (peristallein) palabra integrada por περί o “peri” que puede traducirse como “alrededor de “, y por σταλ o “stal” aludiendo a algo que presiona. El movimiento peristáltico o peristaltismo, es lo que tiene la propiedad de lograr contraerse, y en el ámbito de la Biología

Alzheimer

El Alzheimer es una enfermedad grave, neurodegenerativa, sin causa específica comprobada (actualmente se cree que podría obedecer a trastornos metabólicos y/o a carencia de vitamina D) frecuente en las personas de edad avanzada, cuyos síntomas son similares o identificables con los de la demencia senil, término que hasta 1977 se usaba para los mayores de