Ciencias Naturales Archive

embolia

El origen de la palabra embolia, nos remonta al griego “embolos” y su significado es “tapón”, el sufijo “ia” indica cualidad. Es un término muy empleado en Ciencias Médicas y Veterinarias, designando un problema provocado por los émbolos, palabra acuñada por el médico alemán Rudolf Virchov (1821-1902) para designar aquel “tapón” o “émbolo”, de naturaleza

prospecto

Originada en el latín “prospectus” vocablo conformado por el prefijo “pro” que indica “lo que está primero”, y por el verbo “specio” en el sentido de mirar, la palabra prospecto, indica algo que debemos observar primero, antes de ejecutar una acción, para recibir allí las instrucciones necesarias para lograr un resultado eficaz, y no correr

desahogo

Desahogo es la acción y efecto del verbo desahogar. La palabra desahogar, se compone del prefijo privativo “des” más el verbo latino “offocare”, integrado por el prefijo “ob” en el sentido de “contra” y “faux” que significa “garganta”. Quien está ahogado por compresión de su garganta o también por estar sumergido, no puede respirar, y

derrame

La palabra derrame resultó de la unión de dos vocablos latinos: el prefijo que indica una dirección descendente, “de” más “ramus” que significa “rama”. Esto hace referencia a una pérdida en un fluido, que al caer, lo hace en varias direcciones, a la manera como se dispone el ramaje de un árbol. Ejemplos de uso:

derrumbe

Un derrumbe alude a la acción y al efecto de derrumbar, que procede etimológicamente del latín “derupare” integrado este vocablo por el prefijo “de” que indica una dirección descendente y por “rupes” que puede traducirse como “roca”, indicando la caída abrupta de una piedra o roca. Cuando algo se derrumba, cae, lo que puede suceder

desnutrición

La palabra desnutrición es un neologismo que procede de la unión de varios términos latinos: El prefijo privativo “des”, el verbo “nutrire” en el sentido de alimentar, a lo que se añade el sufijo indicativo de acción y efecto, “ción”. La desnutrición es entonces la acción y la consecuencia de no estar alimentados en forma

tempestad

Tempestad es un sustantivo abstracto, que procede etimológicamente del latín “tempestātis”, que pasó de referirse a una oportunidad que se presenta en un lapso de tiempo dado, a designar una condición meteorológica adversa y duradera, que puede suscitar peligro, pudiendo ocurrir en el mar o en la tierra. La tempestad puede estar caracterizada por lluvias

tentáculo

La palabra tentáculo se originó en el latín “tentaculum”, formada por el verbo “tentare” en el sentido de “tantear”, más el sufijo instrumental “culum”. Es un término de uso en Zoología, y hace alusión a aquellos órganos con los que cuentan ciertos animales invertebrados, que son largos, blandos y flexibles y son usados para agarrar,

extracto

Procedente en su etimología del latín “extractus”, el vocablo se integra por el prefijo “ex” que indica hacia el exterior o hacia afuera y “tractus” en el sentido de arrastrado. Un extracto es entonces algo que se saca o extrae de un todo, y puede usarse en los siguientes sentidos: En un texto, cuando hablamos

mancha

El origen etimológico de la palabra mancha lo encontramos en el latín “macula” en el sentido de impureza material o moral. En este sentido, mancha es aquello que ensucia o estropea un objeto o la imagen que se tiene de alguien, por ejemplo: “Se me derramó café sobre la alfombra, y le generó una mancha