Matemática Archive

seno

Seno es un sustantivo que se originó en el latín “sinus” y significa curva. Por eso todo lo que tiene algún formato curvilíneo se denomina seno. Entre las aplicaciones más difundidas están, en Biología, los pechos de la mujer y el vientre o matriz femenino; y en Matemática, es una función trigonométrica. En un triángulo

radicación

Radicación es la acción y el efecto de radicar, que nos remite etimológicamente al latín “radicare”, en el sentido de “echar raíces”. Se dice que algo o alguien tienen radicación en determinado lugar porque allí están asentados, tienen su residencia permanente o están puesto allí en forma definitiva, o al menos temporalmente. Un inmueble tiene

paralelogramo

La palabra paralelogramo tuvo su origen en nuestro idioma a partir del griego παραλληλόγραμμον que puede leerse como “parallēlógrammon” y de donde pasó al latín como “parallelogrammus”. Este vocablo está conformado por los siguientes términos: “para” en el sentido de algo que está “junto a”; “llelos” que puede traducirse como “otros” y “gramma” que significa

pie

La palabra pie tuvo su origen en el latín “pedem” y se hace uso de este vocablo en varios ámbitos: En Anatomía es la parte donde finaliza la pierna, y sirve de apoyo al cuerpo. El pie de los humanos está conformado por tres grupos óseos: el tarso (integrado por siete huesos, ubicados en dos

ábaco

Es posible que la palabra ábaco haya surgido a partir del término griego “ábax” y del latín “abacus” usado para nombrar a una tabla o una mesa para hacer cuentas, ya que antiguamente, se utilizaban como instrumentos de cálculo las piedras o semillas que se hallaban sujetas a varillas. Ya los pueblos mesopotámicos en los

hipotenusa

El origen de la palabra hipotenusa es griego. Procede de “ὑποτείνουσα” o hypoteínousa de donde pasó al latín tardío como “hypotenūsa” vocablo integrado por “hipo” en sentido de “debajo”, por el verbo “teinein” que puede traducirse como alargar o tirar, y por el participio femenino “ousa”. De acuerdo a su etimología podemos decir que hipotenusa

polígono

La palabra polígono, del griego πολύγωνος que puede leerse “polúgonos” está integrada por dos términos: “polú” en el sentido de “muchos” y “gōnía” que se traduce como “ángulo”. Un polígono es, entonces, de acuerdo a su etimología, una figura geométrica compuesta de varios ángulos, aunque modernamente lo que se entiende que caracteriza al polígono son

cóncavo

La palabra cóncavo nos remite en su origen etimológico al latín “concavus”, vocablo integrado por el prefijo de globalidad “con” y por “cavus” que puede traducirse como “hueco”. Un hueco es algo cóncavo si se trata de una excavación redondeada. Ejemplos: “En el cóncavo y gigantesco agujero que se aprecia en la pared, podría albergarse

convexo

La palabra convexo procede del latín “convexus”, integrada por el prefijo de globalidad “con”, y por “vexus” en el sentido de “transportado”. Algo convexo es aquello que presenta una superficie de formato redondeado o curvo, como si formara un montículo, con la saliente hacia el observador, siendo la central su parte prominente. Lo opuesto a

vértice

La palabra vértice procede etimológicamente del latín “vertex” y su significado es “aquello que gira” refiriéndose al punto que permite el movimiento rotatorio, y luego se identificó con el polo celeste, centro sobre el cual giran las constelaciones. Por extensión se aplicó a cualquier punto situado en los extremos. En Geometría, el vértice es aquel