Concepto de contaminación

La contaminación es un concepto de connotación negativa, y es la introducción de una sustancia nociva o contaminante o alguna forma energética, que cambia el medio en el que se introduce, desequilibrándolo. Estos contaminantes tienden a dispersarse, incluso transfiriéndose fuera de su medio, invadiendo otros, y elevar su grado de contaminación, al mezclarse con otros contaminantes.

La contaminación ambiental es la presencia de sustancias nocivas para los seres vivos que irrumpen en la composición de los elementos naturales, como el agua, el suelo y el aire. Tenemos varias clases de contaminación: atmosférica, hídrica, del suelo, sonora, visual, entre otras.

La contaminación nuclear es la producida por una sustancia radiactiva al emitir alguna radiación nociva.

Si bien muchas veces la contaminación puede ser natural, como una erupción volcánica, en la mayor parte de los casos son los animales, y dentro de ellos, el hombre, el máximo responsable de este mal, y el origen del problema está en el supuesto progreso, sobre todo económico, que lleva a un desarrollo no sustentable. O sea, se crece en términos cuantitativos, pero no cualitativos. Vivimos en un mundo más tecnificado pero imposible de resistir por nuestro organismo. Los países desarrollados son los que más contaminan, sobre todo Estados Unidos, que a su vez se ha negado ha suscribir acuerdos internacionales, como el protocolo de Kioto, que firmaron los países para comprometerse a reducir la contaminación.

Gracias a su composición química la tierra, el aire y el agua pueden ser capaces de disolver y depurar sustancias contaminantes, que se llaman biodegradables, pero hay otras que no pueden perder su efecto contaminante, llamadas no biodegradables, provenientes sobre todo de los residuos del petróleo y de los desechos de las industrias.

Los principales contaminantes son: los compuestos del azufre y del nitrógeno, el petróleo, los detergentes, la radiación, los óxidos de carbono, el mercurio, el cianuro y el plomo.

Entre las actividades humanas contaminantes, encontramos las agropecuarias, que contaminan el aire con polvo; el agua y el suelo, con fertilizantes y abonos, y provocan deforestación para crear áreas de cultivo. En el mundo urbano la contaminación es aún mayor, por la emanación de gases y ruidos, por el alto crecimiento del parque automotor, y por los desechos industriales.

La minería también produce mucha contaminación provocando la remoción del suelo, la contaminación con polvo y residuos, la eliminación de la fauna y la deforestación. Tengamos en cuenta la importancia de los árboles que son los pulmones del planeta y que tienen por función la purificación del aire.