Tecnología Archive

escritorio

Escritorio procede etimológicamente del latín “scriptorium”. Se integra por “scriptum” que se traduce como escrito, y el sufijo indicativo de lugar “orium”. Literalmente, un escritorio, es el sitio que se destina a escribir, designando el mueble, similar a una mesa, que cuenta con un tablero horizontal superior donde se apoya el soporte de escritura, dibujo

hogar

La palabra hogar surgió a partir del latín “focus”, que significa “fuego”. En la antigüedad griega y romana, el fuego era un elemento importante de la casa familiar, donde se honraba, en Grecia, a la diosa Hestia, y en Roma, a la diosa Vesta, a quien se le rendía culto en el ámbito público y

silo

La palabra silo es de origen incierto. Tal vez haya sido una voz prerromana, posiblemente del céltico “sílon” que es como se nombraba a las semillas. Puede provenir del griego σιρός “seirós”, en el sentido de hoyo subterráneo, destinado a la conservación de granos y forrajes, y que pasó al latín como “sirus”. Se denomina

granja

La palabra granja, procede del latín “granica”, a su vez, derivada del sustantivo “granum”, que se traduce como grano. El francés, desde el siglo XII, tomó el término como “grange”, en el sentido de “granero” o lugar para acopio de semillas y granos (cereales). En español, una granja es un terreno, de medidas diversas, destinado

calefacción

La palabra calefacción tiene un origen latino. Procede de “calefactionis”, a su vez, derivado el término del verbo “calefacere”, que indica la acción de producir calor. Calefacción es el sistema o mecanismo que aporta calor a un ambiente para mantener su temperatura al nivel deseado, o la eleva, para que llegue al mismo, pues se

foco

La palabra foco se originó a partir del vocablo latino “focus” que aludía al fuego del hogar, sitio de aglutinación de las familias romanas, donde se celebraban los grandes acontecimientos y los rituales religiosos, pasando a designar, el punto desde donde parten los rayos de luz o es el centro de calor, y la parte

cobertizo

La palabra cobertizo, se derivó del verbo latino “cooperire” en el sentido de “cubrir”, más el sufijo “izo” que designa un lugar, por lo que, literalmente significa “lugar cubierto”. Un cobertizo es un lugar techado, pero que no está construido a modo de habitación, con las comodidades necesarias, y los materiales adecuados, sino que está

café

El español tomó la palabra café, del italiano “caffe”, pero su origen remoto, se encuentra en la lengua turca, donde se lo llamaba “kahve” y en el árabe, donde se conocía a esta semilla del árbol llamado cafeto, como “qahwah”. La procedencia del cafeto, árbol de la familia de las rubiáceas, que puede alcanzar una

cincel

Para conocer la etimología del sustantivo masculino, cincel, debemos retrotraernos al latín “scisellum”, derivado del verbo “scindere” en el sentido de escindir, dividir o cortar. Pasó al francés, como “cisel”, antes de llegar al español. Un cincel es un elemento que se usa para cortar o hacer ranuras. Se trata de una herramienta manual, básica

bóveda

La palabra bóveda, se originó a partir del vocablo latino “volvita”, a su vez, derivado del verbo latino, “volvere”, en el sentido de volver o girar. Se aplica este término a las cubiertas arquitectónicas que adoptan el formato de arco tridimensional. El lugar que está cubierto con este tipo de techo, también se denomina bóveda,