Ciencias Jurídicas Archive

tenencia

La palabra tenencia es de origen latino, integrada por el verbo “tenere” (tener) más lo que indica la acción del agente “nt” y el sufijo de cualidad “ia”. Tener la tenencia de algo significa poder detentarlo y controlarlo, poseerlo de modo material, independientemente de que uno sea su dueño. Ejemplos de tenedores que no son

precepto

El origen etimológico de la palabra precepto nos remite al latín “praeceptum” vocablo integrado por el precepto de antelación “prae” y por el verbo “capere” con el significado de “tomar” o “capturar”. Por ello un precepto es algo que se enuncia con antelación, anticipando que debe ser cumplido. Es por lo tanto una norma o

victimario

El victimario es aquel que lleva a cabo una agresión contra alguien, que se convierte en su víctima. Puede tratarse de un solo individuo o de un grupo, pudiendo la víctima ser individual o tratarse de un ataque hacia un conjunto de individuos. Las consecuencias que provoca el victimario en su víctima incluyen que ésta

abrogar

Abrogar significa dejar sin efecto una ley, o un conjunto de normas recopiladas en un código, abolirlas totalmente. Se aplica también a los reglamentos. Procede etimológicamente del latín “abrogare”, palabra integrada por el prefijo de separación “ab” más el verbo “rogare” en el sentido de peticionar. Las leyes en la Antigua Roma, se dividían en

allanamiento

Un allanamiento hace referencia a la acción de allanar y a su efecto, siendo el verbo allanar, procedente de de llano, originado en el latín “planus”, por lo que allanar tiene en sentido literal, el significado de “aplanar”, como cuando decimos que se ha allanado un terreno, quitando sus desniveles para poder construir sobre él.

íntegro

La palabra íntegro llegó a nuestro idioma desde el latín “integrum”, conformada por el prefijo privativo “in” y el verbo “tangere” con el significado de “tocar”. Lo íntegro es entonces lo “no tocado, lo que está entero, lo que no ha sido mancillado, adulterado o deformado. Lo íntegro se conserva puro y virginal. Se aplica

ilegítimo

La palabra ilegítimo procede del latín “illegitimus” vocablo compuesto por el prefijo de privación “i” y por legis” en el sentido de ley jurídica o moral a los que se suma el sufijo superlativo “mus”. Como vemos lo ilegítimo puede estar de acuerdo con la norma legal, pero si el acto es injusto, resulta ilegítimo,

incapaz

El origen etimológico de incapaz lo hallamos en el latín “incapax”, compuesto por el prefijo privativo “in” más el verbo “capere” con el significado de tomar o agarrar. O sea que incapaz es todo aquel ser animado o inanimado que no tiene la aptitud para tomar algo o brindar algo de sí. Por ejemplo: “Este

ilegalidad

La palabra ilegalidad se compone del sustantivo “legis” al que se antepone el prefijo privativo “in” para tomar el significado de aquello que es contrario a la ley, o sea, que no se ajusta a sus prescripciones. Que algo sea o no ilegal no depende de nuestra subjetividad sino del hecho concreto de que exista

retribución

La palabra retribución procede etimológicamente del latín “retributionis” que a su vez hace referencia a la acción y efecto de retribuir, del latín “retribuere”, palabra integrada por el prefijo de reiteración “re” más “tribuere” que puede traducirse como lo que se reparte o distribuye entre las tribus. En la actualidad esa distribución o reparto se