Ciencias Jurídicas Archive

rapto

La palabra rapto, procede en su etimología del latín “raptus” designando la acción y el efecto del verbo “rapere”, siendo su significado “arrebato violento”. En este sentido podemos hablar por ejemplo de un rapto de locura, cuando alguien se enfurece de repente y actúa sin poder dominar sus impulsos. En lo religioso, el cristianismo denomina

corretaje

El corretaje es una actividad frecuente en el comercio, y consiste en actuar como intermediario o facilitador en las operaciones comerciales, acercando a quienes demandan un producto a quienes los ofrecen, sin mandato de ninguna de ellas, recibiendo un porcentaje del monto de la operación como pago por su gestión, que también recibe el nombre

tipicidad

El término tipicidad es propio del lenguaje jurídico y específicamente del penal, ya que con tipicidad se alude a aquella conducta voluntaria e ilícita que coincide con el tipo descripto por la ley como conducta punible. La palabra tipo procede del latín “typus”, a su vez originada en el griego “typos”, y su significado es,

concejo

El origen de la palabra concejo se encuentra en el latín “concilium”, vocablo integrado por el prefijo “con” que indica reunión o agrupación de elementos, el verbo “calare” en el sentido de “convocar” más el sufijo de resultado, “ium”. El término concejo en la actualidad se utiliza para designar a aquellos órganos, generalmente municipales, compuestos

emancipación

La emancipación es la acción de emancipar, y su efecto. El verbo emancipar procede del latín “emancipare” integrado por el prefijo de exclusión “e” y por “mancipium” término que a su vez se derivó de “manus” en el sentido de “mano”, como toma de posesión y “capere” con el significado de tomar o agarrar. La

fungible

Originada en el latín como “fungibilis” que a su vez proviene del verbo “fungi” con el significado de “terminar”, la palabra fungible, en principio se identifica con las cosas consumibles, como pueden ser los alimentos, que “terminan” con su primer uso; pero también, jurídicamente, se alude con “fungible” a aquellos bienes muebles que no tienen

usura

La palabra usura se integra con dos vocablos latinos: “usus” en el sentido de uso, más el sufijo “ura” que indica actividad. Originalmente con esta palabra se designaba el interés que se cobraba al otorgar un préstamo, cualquiera sea su monto, aunque luego se aplicó solo a los intereses excesivos, o sea cuando se cobraba

cláusula

La palabra cláusula procede etimológicamente del latín “clausŭla”, a su derivado de “clausus”, cuyo significado es “cerrado”. Jurídicamente las cláusulas son las secciones que contienen los documentos legales y que establecen las condiciones a las que deben sujetarse las partes, por ejemplo: “En el contrato de alquiler existe una cláusula que impide el subarriendo”, “Si

gestor

La palabra gestor está originado en los vocablos latinos “gestus” del latín “gerere” con el significado de “levar a cabo” más el sufijo “tor” que indica al que efectuó la acción. O sea que un gestor es aquel que ejecuta una acción, y se utiliza en varios ámbitos: En lo jurídico, en el antiguo Derecho

notorio

La palabra notorio se originó en el latín “notio” con el significado de “conocimiento”, es por ello que algo notorio es lo que resulta conocido, expuesto o evidente. Nadie, con un mínimo de sentido común, duda de algo notorio, ya que es de público conocimiento y no requiere ninguna investigación para su comprobación. Ejemplos de